Los salteños le hacen frente al paro de colectivos

SALTA 12 de julio de 2019 Por
Las calles transitables como en un día feriado, los vendedores ambulantes y alguna que otra personas que realiza trámites o gestiones. El paro de la UTA reduce al mínimo la actividad comercial en la provincia; las oficinas públicas casi sin gente.
En vehículos particulares, autos, camionetas y bicicletas, una buena parte de los salteños salió a realizar compras o trámites, aprovechando la liviandad de tránsito que presenta el centro salteño a raíz del paro de colectivos que lleva adelante la UTA en todo el país, con excepción a la CABA.
Ciudadanos caminando, yendo y volviendo a sus hogares, fue otra imagen de la mañana del viernes.
Así, el centro de la ciudad mostró desde la mañana locales comerciales abiertos, las calles sin el aturdimiento de los colectivos ni tránsito atorado, como un día normal. Sobresalió entonces, el ir y venir de remises, taxis, prestos a suplantar a los colectivos convirtiendo este día en un viernes especial de trabajo. Más allá del perjuicio económico por la falta de un acuerdo entre empresarios y trabajadores, y con el gobierno sin capacidad para asegurarle el servicio de colectivos a los usuarios, no está siendo éste un viernes común. Lo preocupante es que si no hay acuerdo, el problema puede continuar por otras jornadas más.

Te puede interesar