Cargnello decretó que la Iglesia se ajustará a la Justicia en casos de abusos

SALTA 04 de julio de 2019 Por
Con esta nueva disposición, el arzobispo de Salta, Monseñor Mario Cargnello, Además, pidió “perdón” a las víctimas e incluso alentó a denunciar todo caso de abuso que hayan cometido los sacerdotes. A partir del nuevo protocolo, en la investigación la Iglesia dice que no opondrá trabas al trabajo de la Justicia civil.
Cargnello
- Monseñor Cargnello emitió un decreto con el nuevo protocolo para casos de abuso que involucren a sacerdotes.
El Arzobispado de Salta difundió hoy jueves, un protocolo de actuación ante denuncias de abuso sexual por parte de sacerdotes, en el que además pide perdón a las víctimas, reitera que la justicia canónica debe ajustarse a la civil y anuncia la decisión de entregar información surgida de las investigaciones internas de la Iglesia.
"Los clérigos de la Iglesia Católica son también ciudadanos de este país y por lo tanto han de cumplir la ley como cualquier otro. No debe haber para ellos excepciones pues no están por encima de nadie", dice el texto titulado "Las víctimas son los primero" y que lleva la firma del arzobispo Mario Antonio Cargnello.
El protocolo comienza con un pedido de perdón a las víctimas: "Si en el pasado no hemos sabido transmitir a la sociedad en su conjunto y al entero Pueblo de Dios nuestra voluntad de acompañar a las víctimas de abusos sexuales perpetrados por ministros de la Iglesia y de cooperar con la Justicia Penal, queremos seguir dando pasos en el compromiso irrestricto de atención a las víctimas (los primeros damnificados por los hechos aberrantes que han sufrido) y de mayor transparencia en nuestra colaboración con la mencionada Justicia. Por esas negligencias pedimos perdón".
El texto titulado “Las víctimas son lo primero”, el arzobispo Cargnello cambia rotundamente su postura frente a hechos que han constituido verdaderos escándalos públicos.
“También debemos explicar que la Justicia canónica no está al margen ni mucho menos por encima de la estatal. La Justicia penal juzga los delitos cometidos por los ciudadanos entre los que se pueden encontrar los clérigos, y la Justicia canónica juzga, según sus leyes propias, los delitos que los clérigos cometen contra las leyes penales eclesiásticas”.
Cargnello, siguiendo los lineamientos dictados por el Papa Francisco, dice también que que ni los denunciantes ni los medios son culpables de hacer “públicos estos hechos”, por eso “manifestamos a la comunidad, que nuestro compromiso es con las víctimas”, expresa y remarca que el objetivo es “terminar con este flagelo”.
En la provincia, hay varias causas abiertas en contra de sacerdotes, entre los que figuran Gustavo Zanchetta, ex obispo de Orán;  José Carlos Aguilera, que logró un polémico sobreseimiento; Emilio Lamas, Agustín Rosas, Nicolás Parma, Néstor Aramayo y Abel Balbi.

Te puede interesar