Crisis en la izquierda: "No nos vamos a ir del PO por más que quieran expulsarnos"

NACIONALES 30 de junio de 2019 Por
El Comité Nacional del Partido Obrero informó que los 770 dirigentes que adhirieron al documento crítico interno que se publicó el pasado 20 de junio, "están fuera del partido". Entre los expulsados figuran Jorge Altamira, Marcelo Ramal, y el salteño Julio Quintana. Aquí, el diputado jujeño del PO, Iñaki Aldasoro explicó cómo queda la situación.
Iñaki Aldasoro-PO-FIT-Diputado (8)
“Nosotros vamos seguir luchando para que se nos reconozca como una tendencia interna”, dice el diputado del PO en la provincia de Jujuy, Iñaki Aldasoro, al hablar de la profunda crisis por la que atraviesa el Partido Obrero, luego de que un sector emitiera un documento crítico el pasado 20 de junio, y a raíz del cual, el Comité Nacional de ese partido decidiera expulsar a 770 dirigentes en todo el país.
Entre los expulsados se encuentran Julio Quintana, quien fue legislador en Salta, y una concejal también salteña, por haber firmado ese documento acompañando al sviejo conductor Jorge Altamira, y a Marcelo Ramal, entre otros. Y si no hay más salteños expulsados es sólo porque sus firmas no aparecieron en el documento, que es lo que tomó el comité para ejercer la cuestionada sanción. 
“Los compañeros del Comité Nacional no han querido que dentro del PO convivan dos tendencias, y han recurrido a un planteo de decir que estamos afuera. Desde ya decimos que vamos a seguir luchando la permanencia de nuestro sector, y vamos a defender el programa y los métodos con los que se fundó el PO hace varios años”, afirmó Aldasoro a El Expreso de Salta.
Todo se desencadenó con la publicación el pasado 20 de junio de un documento interno en el que se toma posición frente al actual escenario político argentino y latinoamericano, que no ha caído bien en la conducción partidaria y ha tomado dicho escrito como una manifestación rupturista.
Dicho documento tiene apoyo mayoritario en Salta, Jujuy, Tucumán y Santa Fe, y no tanto en otras jurisdicciones del país.
El documento advierte sobre la riesgosa “adaptación del comité nacional del PO al régimen”, y sienta postura más dogmática ante, por ejemplo, la polarización en la que se discute la política nacional.
“El comité nacional ha decidido que nosotros nos ponemos fuera del partido con este documento, sin embargo nosostros vamos a insistir en que no dejamos el partido y reclamamos ser una tendencia pública del partido, ser parte de las discusiones y tener un espacio en la prensa obrera. Y, bueno, serán ellos (el Comité) lo que tendrá que rendir cuenta de esta decisión que no existe en ningún partido, como la expulsión de 770 dirigentes de un partido”, insistió Aldasoro.

Te puede interesar