Juraron nuevos jueces: "Queremos que desaparezca la desconfianza en la justicia"

JUDICIALES 07 de junio de 2019 Por
En un acto encabezado por el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Catalano, prestaron juramento hoy Gabriela Soledad Romero Nayar, María Silvina Domínguez, Guadalupe Valdés Ortíz y Martín Coraita, como juez y juezas del Poder Judicial de Salta. En esta nota, dialogamos con los protagonistas para conocer sus visiones de la justicia.
Sin título

El acto se llevó a cabo en el Salón Auditorio “Dr. Facundo de Zuviría” de la Ciudad Judicial. María Silvina Domínguez juró como jueza de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Guadalupe Valdés Ortiz, como jueza de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Martín Coraita, en tanto, juró como juez de la Sala V de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Gabriela Soledad Romero Nayar juró en la Sala V del Tribunal de Juicio.

En dialogo con El Expreso de Salta, Martín Coraita dijo que tiene una gran responsabilidad y es necesario darle respuesta a la demanda de la sociedad. "Hay que brindar un servicio de justicia que sea eficiente y que la solución llegue en el momento justo. Inicie la carrera de abogado en un juzgado comercial en Buenos Aires y después me desempeñe en la actividad privada", indicó el flamante juez al tiempo que aclaró que transcurrió por varios concursos, con gran esfuerzo y siempre se mantuvo al margen de las críticas.

Por su parte, Guadalupe Valdéz Ortiz afirmó que fue abogada de la calle en donde adquirió experiencia, por lo que ahora espera aportar toda esa sapiencia. "Me parece que nos falta mucho por hacer, nosotros somos un grupo de jueces de primera instancia muy comprometido. El país esta pasando un momento difícil y eso se traslada a la justicia. Uno intenta llegar a soluciones justas, a veces se logra y a veces nos demoramos. Quiero transmitir que hay jueces con mucho compromiso", aseguró.

Finalmente, Gabriela Soledad Romero Nayar, contó que dejó un cargo de fiscal penal y ahora asume un nuevo desafío. "En el Ministerio Público fiscal estuve muchos años, deje gente y querencias. fue un paso trascendental en mi vida, me di cuenta que lo penal era el ámbito donde me quería desempeñar. El proceso penal permite encarar las causas con muchas responsabilidad y con el conocimiento que se necesita", aseveró.

"Hay muchas criticas, siempre digo que antes de ser magistrada, soy ciudadana. Conozco la realidad del país pero los operadores queremos que desaparezca la desconfianza en la justicia", agregó.

Te puede interesar