Regional: Ejemplar sanción a Talleres y Central es finalista

DEPORTES 08 de mayo de 2019 Por
Si el Consejo Federal decidió ponerle un freno a la violencia en las canchas, y sancionó duramente a Talleres de Perico por los hechos de violencia del domingo pasado en el partido con Central Norte. Desafiliación temporaria, multa por 1800 entradas y sin localía por tres fechas, fue la sanción aplicada al conjunto periqueño que no tuvo capacidad para contener a unos cuantos violentos que rompieron el alambrado y le tiraron petardos a los jugadores cuervos. Central espera rival tucumano.
Ver galería DSC_0533
1 / 4 - - Un petardo estalla frente al banco de Central y ante un reportero. (Omar Barrios)
Finalmente, la serie semifinal entre Central Norte y Talleres de Perico quedó definida a favor del equipo salteño, luego de que el Consejo Federal oficializó la desafiliación del equipo jujeño por cuatro meses, además deberá pagar 1800 entradas y su estadio recibió una suspensión de tres fechas.
La noticia fue confirmada por el titular del Tribunal de Disciplina, Antonio Raed desde las mismas oficinas del Consejo y en comunicación con la mayoría de los medios salteños.
Luego de analizar todas las pruebas recolectadas, el ente afista resolvió aplicar esta ejemplar sanción.
Último momento el consejo federal acaba de confirmar que el partido de vuelta entre Central Norte y Talleres de Perico no se jugará ya que el equipo jujeño quedó descalificado por los incidentes que pasaron el domingo pasado en el estadio Plinio Zabala.
La relevancia de los incidentes del pasado día domingo hizo tomar cartas en el asunto al tribunal de disciplinas del Consejo Federal.
Todo comenzó cuando algunos jugadores de Talleres respondían con juego brusco hasta fuera de juego por la impotencia que les generaba un rival claramente superior. Luego siguieron unos veinte hinchas rompiendo el alambrado e ingresando a la cancha, que los pocos efectivos "desganados" lograron contener, pero ante el tercer tanto de Fabricio Reyes, todo se descontroló. Vino un incidente entre un marcador de Talleres y la expulsión de Iglesias, de Central Norte, que siguió con más agresiones desde la tribuna, y cuando todo volvía a la calma, la parcialidad jujeña volvió al ataque con cohetes petardos. ¿Cómo ingresaron estos elementos en el supuesto control policial? En el vestuario y con algunos jugadores heridos, los dirigentes salteños solicitaron una ambulancia que el policía apostado en el lugar dijo que no podía llamar porque no había ninguna disponible. O sea, Talleres no había previsto el servicio de emergencia para este tipo de espectáculo.
Es hora que los dirigentes, que día estuvieron reunidos con el gobernador Gerardo Morales, quien manifestó todo su apoyo a la institución, se pongan los pantalones largos, cuiden a sus jugadores y exijan respeto y corrección a sus hinchas. Talleres no es el único, cuya parcialidad cuando las cosas no salen toma como solución la violencia, que no recibe otro pago que la ausencia de gente en las canchas. No es el único, pero si el Consejo Federal aplica esta misma medida para otros clubes, estaríamos en el camino correcto, al menos ante un futuro sin violencia.
Central Norte pasa a la final de la región norte donde espera por Concepción FC o Nuñorco.

 

Te puede interesar