En su último discurso en la Legislatura, Urtubey afirmó que deja una Provincia ordenada

POLITICA 01 de abril de 2019
Ante la Asamblea Legislativa, el gobernador Urtubey remarcó que “desde el comienzo, mi gobierno se basó en tres pilares: la equidad, la integración de la provincia y el desarrollo sustentable”. Y en este orden de prioridades detalló los logros en desarrollo social, producción, turismo, políticas de género, calidad institucional, educación, salud y seguridad. También planteó las dificultades a resolver a futuro.
Sin título

En la apertura del 121° periodo de sesiones de la Legislatura, el gobernador Juan Manuel Urtubey destacó que, desde el comienzo, su gobierno se basó en tres pilares: la equidad, la integración de la provincia y el desarrollo sustentable, “dejando de lado la absurda división entre capital e interior”. 

En este marco expresó su “emoción de haber llegado hasta aquí, me llena de responsabilidad mi deber de gobernar hasta el próximo 10 de diciembre con las mismas ganas y la misma fuerza del primer día. Tengan la seguridad de que así lo haré”.

El Gobernador, acompañado por su esposa Isabel Macedo, fue recibido por las autoridades legislativas. Al dirigirse a los miembros de la Asamblea, destacó a la Legislatura “como un poder fundamental del Estado. En nuestra amada provincia hay diferencias, hay discusiones y hay posturas diferentes, muy diferentes. Pero no hay, no existe, la grieta. Esa palabra divide, separa y no nos permite concentrarnos en crecer, curar, educar y desarrollar”. 

Agregó que “pareciera que buena parte de los dirigentes se sienten más cómodos odiando que construyendo y eso debe avergonzarnos. Cuando se discute por el poder y no por el bienestar de la gente, el resultado es conocido”.

Resumiendo, el contexto nacional de crisis, sostuvo que “una provincia no puede desarrollarse plenamente en un país que no se desarrolla, no vine aquí a para encontrar culpables, sino como siempre, a hacerme cargo de mi responsabilidad frente a ustedes y a nuestro pueblo, de lo hecho y de lo que falta aún”.

Hizo hincapié en la situación fiscal de la Provincia, informando que el año 2018 terminó con un superávit primario del 2,5% y superávit fiscal financiero de 1,6%, mientras la Nación lo hizo con un déficit fiscal primario del 2,3% y déficit fiscal financiero del 4,9%.  Respecto de la deuda pública, la misma representaba “al asumir mi gestión el 73% de los ingresos anuales, al día de la fecha la deuda representa el 44,8% de los ingresos, casi un 40% menos”, indicó.

“Es vital contar con una administración ordenada para poder enfrentar el desafío de gobernar una provincia que a pesar del esfuerzo de todos tiene un Producto bruto per cápita que representa apenas el 37% del producto per cápita nacional, lo que significa, hablando sin eufemismos, que somos dos veces más pobres que el promedio de los argentinos”.

Frente al alarmante aumento de la pobreza en la Argentina y la histórica debilidad de la región, destapó “el trabajo que permitió bajar la tasa de indigencia en la provincia casi a la mitad, del 11,4 al 5,9%, mientras en el país ésta disminuyó solo un 1,5%, esto es del 8,2 al 6,7% en el mismo período 2007/2018. Lo mismo ocurre con la tasa de desocupación, en la que Salta se ubica con 8,9% por debajo del promedio nacional del 9,1%”.

Te puede interesar