Urtubey y sus laberintos

OPINIÓN 12 de enero de 2019 Por
El gobernador candidato presidencial atraviesa un período de primera prueba, en su rol por convencer a la ciudadanía argentina de que es la mejor opción para el próximo período en la Casa Rosada, que incluye un repaso histórico de su rol como político y dirigente. Aquí, Mario Mansini rescata al Urtubey de los 90 y lo compara que el actual.
Urtubey y su libro sembrando progreso web
En una entrevista que Juan Manuel Urtubey le dio al periodista Marcelo Longobardi hace unos días en Radio Mitre, confirmaba que va a ser candidato a presidente por Alternativa Federal y afirmaba que, “en los últimos 40 años, la Argentina no ha hecho otra cosa que fracasar”.
Es decir, desde 1979 para acá.
¿Qué decía Urtubey hace 20 años, en marzo de 1999, cuando dio a conocer su libro Sembrando Progreso?
En la página 26, donde habla del marco nacional, producto de las acciones de gobierno de Carlos Saúl Menem, expresa:
“Los resultados positivos de la reforma son ya conocidos. Se terminó drásticamente con el proceso inflacionario e hiperinflacionario. La Ley de Convertibilidad permitió superar la crisis, la balanza de pagos volvió a tener control, el país recuperó el crédito internacional, se mejoró la recaudación impositiva y se logró un crecimiento sostenido de la economía. El dato más valioso del Gobierno Nacional a cargo del justicialismo es la reconstrucción del marco jurídico en un contexto de paz social, otorgando previsibilidad interna y externa en el campo de lo económico-social y lo político.
Para sorpresa de muchos, emergieron potencialidades de la Argentina, diversificándose la producción y aumentando la productividad y el crecimiento económico. El plan logró tener una eficacia y un dinamismo tales que se transmitían hacia todos los ámbitos de la sociedad”.
Ya en la página 27, donde aborda el marco provincial, dice:
“Este era el nuevo tiempo en el que asumieron el Cap. Roberto Ulloa y el Dr. Ricardo Gómez Diez la gobernación de la Provincia de Salta. Un tiempo y un mundo apasionante; el de la aventura creadora del hombre centrada en el poder de la inteligencia y el conocimiento. Pero no era todo, pues en el año 1989 había asumido el Dr. Carlos Saúl Menem, dispuesto a insertar a la Argentina en la órbita de los países que a partir de la revolución científica, robótica, la ingeniería genética, de la revolución de los materiales, gravitan en este mundo. La estabilidad política primero. La estabilidad económica, las privatizaciones, la transformación del estado, el afianzamiento de la democracia, la libertad de expresión, la consolidación del MERCOSUR, son otros tantos ejemplos de los vientos de cambio que comenzaron con el gobierno nacional del justicialismo y hoy tienen una absoluta actualidad”.
Carlos Menem gobernó la Argentina entre julio de 1989 y diciembre de 1999. Sus dos períodos de gobierno están comprendidos dentro de los 40 años en los que, según dice hoy Urtubey, “la Argentina no hizo otra cosa que fracasar”.
¿Cómo se explica la diferencia entre las loas de hace 20 años atrás al gobierno de Menem con la visión que hoy tiene de las últimas cuatro décadas del país?
¿Cambió su visión de la realidad, cambiaron sus intereses políticos, o en su fuero íntimo reconoce que Sembrando Progreso fue un pecado de juventud?

Te puede interesar