“Muchos diputados votaron por el apriete de Macri”

POLITICA 22 de diciembre de 2017
Minutos después de la maratónica y polémica sesión donde la Cámara de Diputados dio sanción definitiva a la reforma previsional propuesta (e impuesta) por el Gobierno Nacional, Sergio Leavy, uno de los dos legisladores por Salta, junto a Javier David, que votaron en contra de la Ley, dialogó ayer martes, con Marcela Jesús en el programa De Buena Fuente, que se emite de 7 a 9 en FM Atlántida (93.5 mhz).
Leavy y la reforma previsional 002

Notoriamente exhausto por el extenso debate, el ex-intendente de Tartagal comparó la coyuntura actual con la que se vivió a esta misma altura del año 2001, en el sentido que “un mismo gobierno neoliberal que aprieta para conseguir los números”, y dijo sentirse triste por los salteños ya que casi todos sus representantes nacionales apoyaron el ajuste.

“Votaron en contra de los jubilados, de la Asignación Universal por Hijo, de los discapacitados y de nuestros héroes de Malvinas, además del conjunto de los trabajadores activos porque esta fórmula sirve para actualizar todo lo que se cobra por salario familiar, sin contar que ahora deberán trabajar hasta los 70 años”, acusó.

Seguidamente, se lamentó de que los jubilados vayan a perder 100 mil millones de pesos, y afirmó que el famoso “bono compensador” que otorgará el Estado Nacional a los jubilados no superará los 4 mil millones, lo que traerá aparejado que la Provincia pierda 2428 millones por el menor movimiento económico que se vendrá.

Luego de lo que fue el apriete del Presidente Mauricio Macri hacia los gobernadores, entre los cuales se destacó Juan Manuel Urtubey, para Leavy esto hizo que “muchos Diputados no voten con convicción, sino por presión”.

En ese punto, vino un tiro por elevación al primer mandatario salteño: “es una ley perversa que nos va a perjudicar por años, pero algunos gobernadores que vienen administrando necesitan fondos y a esos fueron a los que apretaron, y es lamentable que se pierdan todas las convicciones por préstamos de 2 mil o 3 mil millones de pesos que están necesitando”.

“A esos 100 mil millones los podían conseguir de otra forma si tanto los necesitaban, ajustando a los ricos, con el impuesto a los autos de lujo, a las mineras o a los casinos, pero prefieren perjudicar a los que menos tienen y repiten las normas que siempre da el Fondo Monetario Internacional, viendo que es algo que ya no funcionó”, prosiguió.

De igual manera, para el “Oso” esta controversial Ley hizo despertar a la clase media que estaba adormecida por los medios hegemónicos, y consideró que “con los cacerolazos hubo un punto de inflexión donde aparecerán muchos movimientos sociales que antes no se veían”.

Para sentenciar su postura, dijo que este Gobierno Nacional está dispuesto a eliminar y recortar “todo lo que sea comunitario y sirva para ayudar a los pobres y los que menos tienen, por eso es lamentable que la mayoría de los legisladores por Salta hayan apoyado este proyecto”.

 

Te puede interesar