“Siempre voy a estar del lado de la diversidad de mujeres”

POLITICA 18 de diciembre de 2017
La nueva integrante del Observatorio expone con profundidad lo que viven los integrantes de las minorías sexuales en la sociedad, y además define cómo será su trabajo en el Observatorio de Violencia contra la Mujer, a donde llegó luego de una ardua puja con otros sectores.
Pía Ceballos- dirigentes trans (3)

Pía Ceballos fue elegida como directora del Observatorio de la Violencia Contra la Mujer por su conocimiento en el territorio, y por su formación. Lo primero no es menos importante que lo segundo,  su trabajo como militante y conocedora de las marcas de la sociedad en el cuerpo trans, será aquello que la guiará en su nueva labor como integrante del Observatorio de la Violencia Contra la Mujer.

Pocas veces sucede que una militante se convierta en funcionaria por sus méritos, los ejemplos siempre van por la contraria. Tampoco se estila que una mujer trans capacite a futuros policías sobre violencia de género, discriminación y ley de identidad de género, “fue todo un desafío, pero pude interpelarlos”, dice Pía Ceballos.

En la encuesta realizada en 2016 sobre la población trans de la ciudad de Salta -que tuvo como responsables a Victoria Liendro, Lorena Colque y Pía Ceballos, con el apoyo del Observatorio de la Violencia Contra la Mujer- el 77% dijo haberse prostituido alguna vez en su vida. Además, se determinó que el 63% no logra terminar los estudios básicos, y que un 48% no hizo el cambio registral de identidad de género por desconocimiento.

La mirada deberá ampliarse para poder comprender que la diversidad es el mejor indicador de un saludable cambio de época, la flamante directora es parte de ello.

-¿Ves tu función como parte de  un cambio social?

-Yo lo veo como un pedido que veníamos haciendo hace mucho tiempo, yo misma me había encargado de hacer el pedido concreto. Habíamos hecho muchas denuncias de policías que violentaban a los cuerpos trans y travestis; de policías que trabajaban de manera individual generando violencia. Y no sólo eso, sino que hay compañeras que no se animan a hacer denuncias en la policía, muchas fueron violentadas y discriminadas, eso representa un dolor muy grande para las chicas trans, es una violencia extrema. Algunos ven a esto como un cambio y otros que no, pero te puedo decir que si yo pude levantarme luego de haber sufrido todo tipo de violencia y educarme para luego capacitar a otros, es porque creo en la educación como herramienta de transformación social.

-¿La policía tuvo algún cambio respecto a las chicas trans y travestis?

-Hubo muchos policías que aún en democracia  seguían realizando prácticas muy similares a la última dictadura militar, son prácticas que tenían que ver con arrestos por 300 días solamente por ser trans, y en las actas constaba que se las privaba de su libertad solamente por “vestir ropa provocativa o diferente”, o “es afeminado”, vos sabías que si salías a laburar de noche tenías que llevarte en tu cartera una frazada porque no sabías si volvías a dormir. Es por eso que estamos presentado un proyecto de ley que se llama “Reconocer es reparar” al Congreso de la Nación, porque creemos que el Estado es el que tiene que reconocer la violencia ejercida mediante la policía durante mucho tiempo, estamos convencidas que esto debe ser así.

-Pero la violencia no solamente es de la policía…

-No, claro, es una trama social de violencia. Yo desde que soy chica que sufro la violencia de la sociedad, desde que tuve que decirles a mis padres, o en la escuela porque hablaba de manera afeminada, porque tenía que buscar por dónde salir de la escuela porque mis compañeros me insultaban y golpeaban, y lo difícil que es la adolescencia. Entonces ¿cómo hacemos para borrar de nuestras memorias noches y noches de llorar y de angustiarnos porque pensaba que estaba enferma?, eso no te lo devuelve nadie. Pero a pesar de todo esto que te cuento, que es lo malo, que duele de la sociedad, hay cosas muy lindas, y esto tiene que ver con el apoyo de las chicas, de las compañeras, porque sólo entre nosotras podíamos entendernos. Entonces es violencia física, violencia sexual, violencia institucional y violencia simbólica las que se imprimen en nuestros cuerpos durante mucho tiempo.

-¿Cuál es la principal problemática de la población trans?

-Es el trabajo. En la encuesta del 2016 lo pudimos ver: más de un 80% dijo que la principal problemática es el trabajo, la inclusión laboral.

-¿Vas a poder llevar tu trabajo militante y de territorio a la par de tu cargo funcionario?

-Yo tengo una formación de militancia y recorrido territorial de hace muchos años, y creo que esto es fundamental, creo que desde las organizaciones sociales tenemos que seguir realizando lobby y exigiendo la implementación de políticas públicas reales, de leyes reales, mi exigibilidad no se va a perder jamás, no quiero estar del lado de un partido o de un sector político, mi lado es el lado de la defensa de las mujeres, y no hablo de la mujer que puede parir, sino que hablo de la diversidad de las mujeres, de las mujeres originarias, de las mujeres campesinas, mujeres trans, lesbianas, mujeres que tienen dificultades para quedar embarazadas y quieren fertilización asistida, y en ese sentido no me va a temblar la voz para ejercer mi autonomía en el Observatorio. Voy a exigir a los tres poderes que las presentaciones de informes que hicimos desde las organizaciones en los últimos años sean revisadas y se ejecuten.

-¿Hay decisores políticos que no son sensibles a su pedido de ampliación de derechos?

-Así es, hay dirigentes políticos que no tienen la suficiente sensibilidad que nosotras tenemos cuando hablamos de esto. No se trata solamente de criticar y tirar piedras, nosotras hemos reclamado, hemos propuesto y no se hicieron las cosas desde la política, y cuando eso pasó nos decidimos a ocupar esos lugares de decisiones políticas porque nosotras sabemos hacerlo, ese fue el primer gran desafío que tuvimos como organización trans.

-¿Qué opinión tenés de las últimas actuaciones del Observatorio de la Violencia Contra la Mujer?

-Creo que hay deficiencias en el “cómo hacer” de las indicaciones del Observatorio, porque no puede solamente hacer informes y recomendar, entonces hay algo que hay que ajustar en la implementación de lo que recomienda, sino no estaríamos hablando del aumento de los casos de femicidios y violencia. Mi trabajo va a ser ese, salir de la oficina, visitar a los decisores políticos, ir al territorio. Bueno, el Observatorio nació así, de una ley que militamos las mujeres, y tiene que seguir así, con las mujeres.

-Se demoró en tomar posición en algunos temas puntuales…

-Personalmente creo que sí, y de hecho, por esto he tenido mis disputas con las integrantes del Observatorio en su momento. No podemos no decir nada, debemos tomar posición objetivamente. Y tenemos que reconocer que en la política también hay violencia, en los partidos políticos se ejerce violencia contra la mujer. Tenemos que dar esa discusión y tomar posicionamiento público, por mi parte voy a ser autónoma y no voy a dudar en tomar posición más allá de lo que digan las integrantes del Observatorio.

Te puede interesar