Caso María Cash: “Nunca salió de Salta y no está viva”

JUDICIALES 13 de abril de 2018 Por Sebastián Alejandro Cardozo
Una testigo protegida dice que su ex marido estaría involucrado con la desaparición de la diseñadora María Cash. Se trata de un agente del Servicio Penitenciario Federal que en misteriosas reuniones, planificaba negocios de la trata de persona. Con esta versión, la causa podría dar un giro de 180°. Según la denunciante, Cash nunca habría salido de la Provincia de Salta y ya no estaría con vida.
maria-cash-01252018

La mujer realizó la denuncia en Buenos Aires pero cuando llegó a Salta para contar lo que sabía, fue atacada salvajemente. La golpearon en la cabeza y le escribieron una leyenda en el abdomen que dice: “el macho gana”. Hoy se encuentra internada en el hospital San Bernardo, bajo custodia policial pero en exclusiva, dialogó con El Expreso para explicar las comprometidas cosas que sabe.   

multimedia.normal.a7ce2dd9c973e284.494d472d32303138303431332d5741303030385f6e6f726d616c2e6a7067
La mujer muestra el mensaje que le dejaron sus agresores.

“Todo comenzó cuando me sacaron la tenencia de sus hijos, siendo que había denunciado a mi ex pareja por números hechos de violencia de género. Para evitar los golpes y decir basta, le dije a mi ex marido que iba a hablar de lo escuchado en esas reuniones en donde se nombraba a la señorita (por María Cash)”, afirmó la testigo.

Según la mujer, “ellos (por su ex pareja y otros agentes del Servicio Penitenciario Federal) se organizaban en distintas casas de Campo Quijano para cometer delitos de trata de personas. Ella (por María Cash) no fue la única persona, hablaban de traslado de bolsas con ropa de mujeres que no se podían tocar”, aseveró.

Luego, la denunciante fue más a fondo: “Uno de mis hijos la reconoció. No realice la denuncia en ese momento porque había violencia que se ejercía sobre toda la familia y teníamos temor. Aparentemente, era la chica con diferente color de cabello  y más flaca. Hablaban sobre la muerte seca, no comprendo mucho sobre el tema, quizás son códigos”.

Consultada sobre el paradero de la desaparecida, la mujer dijo que “no salió nunca de Salta pero no estaría viva”. Después, se refirió a la metodología de los criminales, “siempre cambian la manera de actuar y la táctica pero en ese tiempo que vivía en Campo Quijano, había que formar una escena familiar, si yo no podía estar, mis hijos tenían que hacer creer que la persona que llevaban era una mamá. Hay un auto que era mío y desapareció. En ese vehículo fue transportada María con uno de mis hijos”.

Finalmente, la testigo manifestó que también hablaban de “rutas clandestinas donde caía mercadería del cielo con avionetas. Era en Campo Quijano, en Chile y en Bolivia”.



Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar