Crimen de “Tita” Gine: el nieto, el amigo, la trans y las drogas.

JUDICIALES 09 de abril de 2020 Por Redacción El Expreso de Salta
La persona trans imputada en el homicidio de María Leonor “Tita” Gine dio su versión ante la fiscal y se despegó del hecho. El nieto de la víctima espera el resultado de las pericias para declarar pero ya tiene profesionales que buscarán demostrar su inimputabilidad. Existen pruebas contundentes sobre el salvaje crimen donde el consumo de droga, una vez más, estuvo presente. En esta nota, El Expreso de Salta te cuenta todos los detalles de la trama que conmovió a la sociedad en plena cuarentena.
IMG-20200408-WA0019
María Leonor "Tita" Gine junto a su nieto Agustín Morales.

El crimen de la señora “Tita” Gine de Av. Belgrano al 900 comienza a tener un poco de claridad para los salteños. El sábado 28 de marzo por la mañana, un familiar la encontró sin vida en la cocina de su departamento. Estaba envuelta en un charco de sangre y no estaba su nieto Agustín Morales, que vivía con ella desde hace algún tiempo. Era el nieto preferido y para sorpresa de toda la familia, quedó imputado por el homicidio al igual que un amigo del instituto de rehabilitación al que asistía por su adicción a la pasta base y una persona trans. Las cámaras de seguridad del edificio fueron fundamentales para saber que habían sido las últimas personas en ver con vida a doña Tita. 

Edificio de Gine
De los tres imputados, solo declaró este miércoles Tania Rocío Aguirre y dijo que Agustín Morales junto a Federico Leonardo Detzel la recogieron la noche anterior al hecho de calles Corrientes y Florida donde ejerce la prostitución. La trasladaron hacia el edificio de Av. Belgrano antes de Sarmiento, en la camioneta Ford Eco Sport color champagne que manejaba Morales pero antes hicieron una parada donde el conductor comenzó a consumir pasta base. Una vez en el departamento, se dirigieron hacia el fondo de un pasillo y tuvieron relaciones sexuales los tres. Luego, cada uno con un “cañito” fumó droga por un tiempo determinado hasta que los jóvenes la llevaron nuevamente a su lugar de origen. Aguirre destacó que en ningún momento tomó contacto con la víctima y solo escuchó un televisor encendido desde una de las habitaciones pero no preguntó nada al respecto.

"COLABORACION"

El Dr. José Ignacio Lazarte Vigabriel, abogado defensor de Aguirre, explicó que su clienta niega el delito que se le acusa como coautora del homicidio pero si acepta haber violado la cuarentena obligatoria. “Mi clienta declaró para colaborar con la justicia, aportar datos y su testimonio busca esclarecer los hechos. Oportunamente espera estar en libertad porque no tiene nada que ver con el hecho. Ella es una trabajadora sexual de la calle y fue requerida de sus servicios por parte de los otros dos imputados y hasta ahí llega su accionar en este vínculo fortuito. Lo que pasó antes y después no lo sabe”, indicó.

IMG-20200408-WA0014
“Desconozco si mi clienta y los otros dos son las últimas personas en salir del lugar. Aguirre cumplió con sus servicios como trabajadora sexual, no vio ningún cuerpo ni a la señora. No tiene ni tuvo ningún tipo de intervención ni antes ni durante del modus operandi en el que se llevó a cabo el homicidio. Hasta la fecha no se sabe ni el día ni la hora del descenso de la señora y faltan pruebas. De datos objetivos se puede decir que el nieto estaba consumiendo pasta base”, agregó Lazarte Vigabriel.

Agustín Morales todavía no dio su versión de los hechos ante la fiscalía por consejo de su abogado Héctor Solaligue. En una nota anterior, el defensor sostuvo que el nieto no estaba en condiciones de declarar porque sufría de abstinencia y estaba deprimido. Se sabe que espera resultados de las pruebas genéticas y de la autopsia para declarar con una estrategia acorde a lo que ya está en el expediente. Con respecto a  Federico Leonardo Detzel, se mantiene en silencio y es representado por Eduardo Sángari, defensor oficial del Ministerio Público.

Teoría del crimen

Si bien, la fiscal Ana Inés Salinas Odorisio no brindó un móvil certero del homicidio de Gine, la investigación preliminar y algunos datos que se pudieron conocer por este medio, permiten aproximarnos a una teoría del crimen. Con la declaración de Aguirre se pudo saber a qué fueron al departamento de la víctima después de la medianoche. La pasta base estuvo presente en todo momento y es sabido los efectos que causa. Es por ello que se piensa que “Tita” Gine estuvo siempre en la cocina de su casa esperando a Agustín porque se llevó la camioneta sin permiso. Cuando volvió, descubrió que no solo estaba bajo los efectos de estupefacientes sino que lo acompañaban dos desconocidos. Algo pasó en ese momento, ella echó a Detzel con Aguirre y las cosas se descontrolaron. Tita no permitía que cualquier persona entrara a su departamento, el hecho de que Agustín viviera ahí era una excepción por ser el preferido pero no por eso haría lo que quisiera. 

Pruebas contundentes

Lo primero que se valoró son las cámaras de seguridad de la zona que muestran a los imputados ingresar y salir del edificio. Luego, el cuerpo de Gine tendría cerca de 14 o 15 puñaladas que incluyen su boca, esto da cuenta del ensañamiento y alevosía. Las manchas de sangre pertenecientes a la víctima sobre determinados objetos de la cocina, dan a entender que quiso defenderse de las agresiones, incluso parece que intentó pararse con ayuda de la heladera. Por si fuera poco, en una de sus manos se encontró un mechón de pelo que todavía no se cotejó con los imputados. Por el tamaño, podría ser de Aguirre pero no está comprobado. Una fuente cercana también contó que Gine, cuando se ponía nerviosa, se agarraba del cabello, por lo que incluso podría ser de ella misma. Todo se conocerá con el informe de los peritos del CIF. Hay que agregar que se analiza una remera gris con sangre secuestrada del edificio y que sería de Agustín. También, encontraron un cuchillo sobre la cama del nieto pero no tenía sangre. Por si lo anterior no fuera suficiente, Morales habría tenido 25 mil pesos en su bolsillo y al momento de ser detenido, le encontraron sangre en la zapatilla. “Es sangre de la Tita”, habría confesado el nieto a los policías que lo detuvieron cuando lo encontraron drogado en Plaza Alvarado.

¿Testigos?

Se supo que Tita Gine le alquilaba parte de su lujoso semipiso a un trabajador de Aguas del Norte. La división del lugar está realizada de durlock por lo que se podría haber escuchado gritos o cualquier ruido  extraño. Sin embargo, el testigo habría sostenido en la fiscalía que esa noche solo sintió un televisor encendido y nada le llamó la atención. Resulta raro pensar que los demás inquilinos tampoco hayan escuchado la discusión, los gritos y hasta los golpes en que terminó en tragedia. 

¿Inimputable por problemas de adicción?

El Código Penal Argentino en su artículo 34 establece que no es punible aquella persona que “no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia de sus facultades, por alteraciones morbosas de las mismas o por su estado de inconciencia, error o ignorancia de hecho no imputables, comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones”. Cabe preguntarse si el caso de Agustín Morales, principal imputado en el homicidio de Gine, no encuadraría dentro de la inimputabilidad prevista por la ley ya que estaba bajo los efectos de estupefacientes en el momento donde se habría cometido el hecho. La no declaración por abstinencia podría ser una estrategia defensiva para lo que vendrá más adelante. Por ahora, las cartas que dan cuenta de los problemas de adicción sobre Morales están echadas desde un principio.

De todas formas, el análisis de inimputabilidad en derecho requiere de unos conocimientos que, por lo general, esta disciplina no posee. Por eso, son los psicólogos y los psiquiatras los que se ocupan de estas cuestiones. Basándose en estos peritajes psicológicos y psiquiátricos, luego, el que tiene que decidir es el juez. Es por ello que el defensor de Morales ya incorporó a la causa a distintos profesionales en la materia para armar la defensa correcta.

División familiar

Los familiares de María Leonor “Tita” Gine quieren llegar a la verdad de los hechos y que se haga justicia sea quién sea el responsable del crimen. Algunos son muy rigurosos con Agustín Morales y desean verlo tras las rejas directamente, otros son más complacientes y relacionan todo a su problema con las drogas. Las pruebas científicas y el tiempo dirán quién mató a la víctima y bajo qué circunstancias. Mientras tanto, los investigadores apuntan al hecho que le joven salió con la camioneta en busca de quienes podrían ayudarlo a cometer su fatídico plan.

Te puede interesar