Absolvieron por"el beneficio de la duda" al ex juez Reynoso en el segundo juicio en su contra

JUDICIALES 18 de marzo de 2020
El Tribunal Oral Federal 2 -presidido por la jueza Gabriela Catalano e integrado junto a Domingo Batule y Abel Fleming, absolvieron al ex juez federal Raúl Reynoso en el segundo juicio en su contra por los delitos de cohecho, falsificación de instrumento público y concusión. En la misma causa también quedaron absueltos Delfín Castedo, el abogado Luciano Ciscato y el exempleado del Juzgado Federal de Orán, Miguel Saavedra.
24231-el-ex-juez-reynoso-insiste-en-su-estrategia-para-dilatar-el-juicio-iniciado-en-su-contra

Cabe recordar que durante los alegatos, el fiscal Carlos Amad pidió diez años de prisión para Reynoso por los delitos de cohecho, falsificación de instrumento público y concusión. También solicitó cuatro años de cárcel para el narcotraficante Delfín Castedo, el abogado Luciano Ciscato y el empleado judicial Miguel Saavedra.

“Era el director de la banda. Había convertido el juzgado en Ducado, donde nada se hacía sin que él lo ordenara”, afirmó el fiscal al referirse al ex magistrado y todas las maniobras por las que llegó a debate en el segundo juicio que se le realiza por hechos de corrupción. En el primero, cabe recordar, fue condenado a una pena de 13 años de prisión por delitos de concusión y prevaricato, el 26 de marzo de 2019.

El fiscal valoró la investigación previa que permitió llegar al juicio, que dejó en evidencia los delitos cometidos por Reynoso desde el juzgado federal de Orán, con la connivencia de empleados, abogados y otros funcionarios. Resaltó que muchos de esos casos salieron a luz por injerencia externa, como la proveniente de la Corte de Justicia e incluso por denuncias realizadas por personas detenidas. En este caso, cabe señalar, la acusación surgió de una investigación abierta por los fiscales Eduardo Villalba, de la Unidad Fiscal Salta, y Diego Iglesias de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

En la causa estaban acusados además de  Reynoso, Delfín Castedo, sindicado como un capo narco, quien a diferencia del exmagistrado siguió el debate desde el Penal de Ezeiza, en Buenos Aires, donde se encuentra alojado tras las sospechas de fuga de la cárcel federal de General Güemes. El abogado Luciano Ciscato y el exempleado del Juzgado Federal de Orán, Miguel Saavedra, completaban la grilla de acusados. 

Castedo, en tanto, respondió por el delito de cohecho activo, mientras que Ciscato lo hizo por cohecho activo y falsedad de instrumento público, en tanto que Saavedra estuvo acusado de cohecho pasivo. Por su parte, Arsenio Eladio Gaona, otro letrado procesado en esta causa, permaneció prófugo.

Te puede interesar