Prohíben difundir el video de la niña que no quería ir con su madre

JUDICIALES 22 de marzo de 2018
La jueza de Menores 1, Tatiana Dip hizo lugar a la medida solicitada por los Asesores de Menores e Incapaces Marcelo Fernández Esteban y Claudia Mariela Flores Larsen. En consecuencia ofició al ENACOM para que ordene el cese en forma inmediata la publicación, difusión, reproducción por cualquier medio del video que muestra el polémico accionar de una jueza de menores y el llanto de una niña que no desea ir con su madre.
multimedia.normal.871c27397119dc03.64656e756e6369615f6e6f726d616c2e6a7067

La presentación se hizo a fin de preservar exclusivamente el derecho a la intimidad, imagen y dignidad de la niña que aparece en dicho material.

“Ante la imperiosa necesidad de hacer cesar el hecho lesivo violatorio de los derechos personalísimos de la menor, resulta conveniente dictar una medida autosatisfactiva”, sostuvo la jueza. “Cuando está en juego la protección y preservación del derecho a la intimidad, imagen y dignidad de una menor, se debe actuar con suma urgencia”, agregó.

El derecho a la intimidad y privacidad de las Niñas, Niños y Adolescentes, está comprendido en el artículo 16 de la Convención de los Derechos del Niño.

Y a su vez recordó que la libertad de expresión es una garantía. “Con meridiana claridad podemos apreciar que nos encontramos ante un conflicto de Normas Convencionales y Constitucionales, las que deberá dilucidarse a la luz del caso y recordó la doctrina que señala la preeminencia del derecho a la intimidad del derecho del Niño.

En el caso “se visualiza la existencia de una urgencia extrema, toda vez que da cuenta que de la difusión del video en los portales y/o sitios de Internet, como así también en los canales de televisión y diarios on line o escritos, efectivamente afecta y perturba la intimidad de la menor, configurando una violación al derecho personalísimo que tiene la niña a la protección de su intimidad, entendida esta como toda injerencia arbitraria o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, a su honra y reputación”.

En consecuencia –dijo la jueza- “corresponde ordenar de forma urgente e inmediata el cese de la publicación, difusión, reproducción de cualquier medio de difusión pública o privada en el que pudieran estar siendo reproducidas las imágenes de la niña y su contexto socio familiar u otros datos que pudieran identificar a la menor amparada”.

Te puede interesar