Grave: ¿la UCASAL simuló una denuncia para despedir a un cura profesor?

JUDICIALES 13 de febrero de 2020 Por Redacción El Expreso Judicial de Salta
Así lo expresó el abogado Juan Casabella Dávalos, al hablar de su defendido, el cura Luis Talló Figueroa, quien habría sido denunciado por dos alumnos de haberles ofrecido buenas notas a cambio de favores sexuales, pero según el abogado, ahora la universidad expresó que no existieron esas denuncias y solicitó que se archive la causa. "O sea, tiraron la piedra y escondieron la mano", graficó Casabellas Dávalos. Si es así, sería otro bochorno para el Obispado.
Juan Casabella Dávalos
Juan Casabella Dávalos, abogado del sacerdote Luis Talló Figueroa.

El párroco Luis Talló Figueroa era docente de teología de la Universidad Católica de Salta hasta que lo despidieron por la grave acusación de pedir favores sexuales a cambio de aprobar la materia. Esto derivó a una carta documento firmada por dos abogados de la universidad donde le daban a entender los motivos de su cesantía.  El sacerdote automáticamente contrató un abogado y llevó el tema directamente a la justicia para que se aclare la situación y advirtió que se tomarían medidas por la falsedad de las acusaciones. 

Juan Casabella Dávalos, patrocinador legal de Talló Figueroa, se refirió recién ahora al conflicto y dijo que prácticamente su cliente fue declarado inocente porque los abogados de la UCASAL, se presentaron ante la justicia a decir que se trataba solamente de un tema laboral y no había delito, por lo que debía archivarse la causa. "La fiscalía evaluó el tema y se cerrará ya que no hay delito atento a la retractación de la universidad. Es decir que Luis Talló Figueroa queda absolutamente limpio de esta falsa acusación de la universidad ya que es ella misma la que se retracta, son los directivos quienes tiran la piedra y esconden la mano. De todas formas, la UCASAL todavía sigue siendo responsable de injurias y calumnias mientras no se retracte públicamente e incluso hasta el Arzobispo tiene responsabilidad en esta situación".

Consultado sobre el motivo que habría originado la falsa denuncia, Casabella Dávalos explicó que tiene que ver con el costo, después de muchos años que implica la desvinculación con la ley de emergencia y que las indemnizaciones ahora son dobles. "Pretendieron esbozar alguna causal justificante de despido y no se les ocurrió mejor cosa que esta barbaridad, por suerte esta siendo aclarada. Queda claro que Talló Figueroa no tiene ninguna responsabilidad con las situaciones que se le pretendieron endilgar", afirmó.

"El punto no tiene vuelta atrás contra semejante desfachatez pero van a tener que responder por las indemnizaciones laborales agravadas, los daños y perjuicio morales generales y hasta eventualmente pueden haber responsabilidades canónicas del arzobispo que tiene injerencia directa con la designación y remoción de sacerdotes en la universidad", aseveró.

Finalmente, Casabella Dávalos dijo que se observa denuncias provenientes de la interna eclesiástica y el caso de Talló Figueroa es un claro ejemplo. "No es gratis denunciar, en Grecia por ejemplo se ponía la misma pena del delito denunciado al que mentía y en Argentina se volvió común, no se escucha que haya condena entonces cualquiera endilga responsabilidad causando perjuicios terribles, metiendo en la misma bolsa a gente que no tiene nada que ver. En este caso lo que es claro es que viene de la interna eclesiástica la actuación y eso genera responsabilidad", concluyó.

multimedia.normal.94d3d597b094c918.313538313231323933343637375f6e6f726d616c2e6a7067

Te puede interesar