Caso Daniela Guantay: ahora un abogado culpa a "animales carroñeros"

JUDICIALES 13 de febrero de 2020 Por
El doctor Víctor Walter Clark, defensor oficial de Marisol Urzagaste y Carlos Alfredo Agüero, imputados en la causa de femicidio contra Daniela Paola Guantay, realizó un balance de las primeras semanas del juicio y recordó que un informe forense solicitado en 2017 por el CIF, da a entender que la víctima fue desmembrada por los animales del río y no "descuartizada" por los acusados. El ajuste de cuenta habría sido por haber robado un kilo de droga.
IMG_20200213_132817969
Víctor Walter Clark, defensor oficial de dos imputados en el juicio por Daniela Guantay.

El inquieto defensor oficial Víctor Walter Clark no para de provocar al Tribunal de juicio y a las otras partes con sus intervenciones durante las audiencias de debate. Con mucha vehemencia pidió varias nulidades durante las primeras semanas de juicio e incluso solicitó falsos testimonios para los testigos que se contradijeron al momento de declarar. El abogado no se calla ante las dudas que dejó la floja etapa de investigación preliminar. Sucede que todavía no se pudo comprobar científicamente la causa de muerte de la víctima y la idea instalada de mutilación, abuso y demás atrocidades que se dijo que le hicieron a Daniela Guantay, parece ser una novela de ficción al estilo mexicano.

Clark indicó que hay que centrarse en la cuestión de la prueba científica que trabaja el CIF porque dieron resultados que no están apoyando la acusación fiscal. "Todos los estudios de ADN dicen que no se encontró rastros de ninguno de los detenidos. Son pruebas contundentes para la causa porque en el caso de mis defendidos, en los días previos al encuentro de los restos, no tuvieron contacto de ningún tipo porque de lo contrario aparecerían rastros genéticos", aclaró.

De acuerdo al defensor oficial, los peritos del CIF determinaron que no hay rastro científico que diga que a Daniela Guantay le hayan cortado las manos, descuartizado o desmembrado. "Cuando hablo en este sentido es recordando que durante la investigación se dijo que con un cuchillo, sierra e incluso hacha, le cortaron las piernas y manos a Guantay. Es decir, que se descarta la metodología o forma que presentó la acusación durante la investigación. Se repitió lo que dijeron los testigos de identidad reservada, entonces esta hipótesis de la fiscalía se cae porque científicamente no se pudo determinar la causa de muerte", aseveró.

Finalmente, Clark sostuvo que todo se basó en rumores y así se fue construyendo una historia que nunca existió. "Existió un oficial que intervino al principio de la causa hasta 2018 y dijo que no avanzaba en la investigación porque no tenía un testigo ocular y además manifestó en la audiencia de debate que no se había podido determinar el lugar donde habría fallecido Daniela Guantay. A esto hay que agregarle que desde el 2017, el CIF tiene un informe de la Asociación Argentina Forense con sede en Buenos Aires que se le consultó sobre la causa y expresaron que el desmembramiento del cuerpo, sin dudas, era por animales carroñeros. Es decir, que se sabía desde ese año pero a través del folclore se instaló cómo y de qué manera la había matado", concluyó.

Te puede interesar