B° Santa Ana: pidieron justicia por "Gury" Farfán a un año de su muerte

SOCIEDAD 09 de febrero de 2020 Por
Amigos y vecinos de Jorge David "Gury" Farfán, marcharon por las calles del barrio Santa Ana al cumplirse el primer aniversario de la muerte del joven. Los manifestantes pidieron justicia y repudiaron los casos de gatillo fácil que se dieron de manera sistemática después del asesinato a golpes de Farfán. Todavía no hay responsables del homicidio porque para la justicia, "murió por sobredosis".
IMG-20200209-WA0002
El padre de Gury Farfán pide justicia en las afueras de la comisaría donde golpearon a su hijo.

“Ayúdame me persigue el diablo”, le habría confesado Jorge David Farfán Vera o simplemente “Gury”, la madrugada de 8 de febrero de 2019 a un joven que atiende una sandwichería del barrio Santa Ana. Estaba en bóxer, solo con su riñonera que supuestamente contenía algo de dinero. Algunos dicen que estaba drogado, otros que lo perseguían para robarle; lo cierto es que Gury con la desesperación que llevaba se metió a la casa de una familia despiadada y aparentemente quiso sustraer una bicicleta. El dueño de la morada lo vio y en el afán de detenerlo sin escucharlo, empezó a golpearlo, incentivando a los demás ocupantes de la vivienda a que lo linchen por “chorro”.

La policía no tardó en llegar, Gury ya estaba tirado en el suelo, cubriéndose como podía. Dicen que un efectivo quería cuidarlo de los golpes pero también ligó un par. La furia de los vecinos se incrementaba. Con la ayuda de más personal, subieron al joven en el móvil y se lo llevaron a la comisaría del barrio. Trascendió que también que en ese lapso, Gury le pegó a un policía y recibió un escarmiento. Como si no fuera suficiente, en las puertas de la dependencia lo esperaba un grupo de mujeres que lo insultaban y ahí también le siguieron pegando.

El muchacho de 24 años entró a su celda y se descompensó. Nadie pudo hacer nada, o quizás nadie quiso hacerlo. Hasta ese momento, Farfán Vera era considerado un ladrón que había recibido justicia social por sus actos. Era un pibe NN, así estuvo en la morgue un par de días hasta que finalmente lograron identificarlo.

El padre, quien se llama de igual forma pero le dicen “Polina”, se encargó de aclarar en los medios que su hijo jamás quiso robar a nadie porque no tenían ninguna necesidad. También sostuvo que “Gury” salió de su casa la noche del hecho con todas sus pertenencias y que a él, le querían robar y por eso se escondió en esa vivienda donde lo terminaron linchando.

Durante estos meses, el padre de la víctima mantuvo distintas reuniones con los fiscales que estuvieron a cargo de la investigación, incluso habló sobre el tema con el procurador Abel Cornejo. La muerte de Gury Farfán y otros casos similares donde estuvieron involucrados policías de la provincia, motivó que se intervenga el CIF y luego se modificara la ley orgánica para que una fiscal estuviera a cargo del Cuerpo de Investigaciones Fiscales. Sin embargo, todavía no hay justicia para la familia de Farfán porque para la justicia, murió por "sobredosis".

Este sábado por la tarde, al cumplirse el primer aniversario de la muerte de Gury Farfán, se llevó a cabo una marcha en el barrio Santa Ana para exigir justicia por el caso y decir: Basta de Gatillo Fácil, el Estado es responsable.

Te puede interesar