CASO SUBELZA: perpetua para el “Ñato” Peralta

JUDICIALES 09 de marzo de 2018 Por Sebastián Alejandro Cardozo
La justicia condenó a José Alberto Peralta, alias "Ñato", a la pena de prisión perpetua por el homicidio criminis causae de Marisa Gabriela Subelza. La joven fue estrangulada en Villa Lavalle, cuando Peralta la llevó a un descampado con la intención de abusar de ella. El fiscal Ramiro Ramos Osorio le contó a El Expreso las bases de su requisitoria y destacó la seriedad de la investigación para esclarecer el aberrante hecho.
20180305_094250
José Alberto "Ñato" Peralta, condenado por la muerte de Marisa Subelza.

Marisa Subelza fue estrangulada en un descampado que funciona como aguantadero de “piperos” en Villa Lavalle. Sucedió el 27 de mayo de 2017 cuando asistió a una fiesta de cumpleaños junto a su hermana María Luz y otras amigas. Las testigos dicen que se desapareció en medio de la noche y nunca más la volvieron a ver con vida. La investigación llevó a pensar que se dirigió a la casa de su pareja y en ese trayecto fue interceptada  por José Alberto Peralta.

El hombre la llevó a un sector oscuro con la intención de abusarla, le bajó sus prendas íntimas y al percatarse que tenía restos de materia fecal, se enfureció y en un abrir y cerrar de ojos, la estranguló con el cordón de sus zapatillas. Después de un par de horas, dos abuelos encontraron el cuerpo semidesnudo y se dio parte a la policía local.

Al principio hubo dos detenidos por el hecho pero luego las pruebas incriminaron directamente a José, el “ñato” o “duende” Peralta, como se lo conocen en la zona  sudeste. La suerte ya estaba echada desde un primer momento. No había mucho que pudiera hacer el defensor José Ortín durante el juicio, y lo dejó plasmado al momento de solicitar que se lo deje en libertad por el beneficio de la duda o de manera subsidiaria una pena prevista para el delito de homicidio simple.

Durante los alegatos, el letrado intentó despegar a su defendido del criminis causae al decir que pudo haber un consentimiento de la víctima. Sin embargo, la investigación demostró todo lo contrario. Incluso sus mismos familiares se negaron a declarar a su favor para sostener que nunca estuvo en el lugar del hecho.

20180305_094623
Sala de juicio, durante el debate con el tribunal colegiado de fondo.

Por su parte, Ramiro Ramos Osorio, fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, explicó los argumentos para el pedido de prisión perpetua que realizó durante el debate. Según el fiscal, el hecho se realizó en un contexto de violencia de género que no tiene que ver con una relación de pareja sino con el acto de haberla ahorcado con el cordón de la zapatilla.

Además, se entendió que el móvil estaba dirigido a otro delito conexo que es el abuso sexual y que no pudo ejecutarse por la frustración de no haber podido lograrlo y que por eso la termina matando.

“La identidad de Peralta como autor del hecho quedó acreditada gracias a las tareas de investigación, análisis de cámaras de vigilancias, recepción de testimonios contundentes, un ADN positivo sobre el elemento que utilizó para arrebatarle la vida a la víctima. No tiene discusión la autoría”, afirmó.

Por otro lado, el fiscal contó que el caso demandó un mes de investigación porque se realizaron muchas tareas. “Es una zona muy complicada, es difícil recabar testimonios y la gente es reacia a colaborar. Se utilizaron cámaras de seguridad para reconocimiento de personas y a partir de esos datos, se individualizó a testigos que habían sido convocados y sin embargo, decían no haber visto nada pero luego recordaban lo que vieron la noche del hecho”, dijo Ramos Osorio y agregó que se llevaron a cabo doce estudios de ADN para establecer la identidad del autor.

20180309_104220(0)
Fiscal Ramiro Ramos Osorio, durante la nota con El Expreso.

Finalmente, el Tribunal de la Sala V, en un fallo dividido, condenó al imputado a la pena de prisión perpetua por el homicidio criminis causae. Además, se recomendó que realice tratamiento para sus adicciones y su perfil genético será incluido en el Registro Nacional de Datos Genéticos.



Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar