Copa Argentina: Central Norte rescató un empate

DEPORTES 17 de enero de 2020 Por Javier Rueda
Por el partido correspondiente a la fase preliminar de la Copa Argentina, Central Norte igualó 2 a 2 frente Güemes de Santiago del Estero, ahora definirá la llave el próximo martes de visitante. El partido fue atractivo pero al cuervo le faltó suerte. Ríos y Rivas los autores de los goles.
Ver galería Central festeja el gol de Rivas
1 / 6 - - Rivas, en el piso, recibe el saludo de sus compañeros, por su golazo del empate. (Javier Rueda)
En el estadio Padre Ernesto Martearena, el Cuervo en el debut “oficial” ante su público, pudo rescatar un empate en dos y ahora deberá viajar a Santiago del Estero para definir el pase a la próxima ronda por la Copa Argentina.
Ante regular cantidad de público, el encuentro inicio de la mejor manera porque a los 30 segundos ya ganaba el local, ante una avivada de Gonzalo Ríos quien atropelló a un defensor y la pelota le quedó servida para poner el uno a cero. El equipo santiagueño se vio sorprendido y fue en busca del empate en un atractivo ida y vuelta. Pero con mayor estructura de juego, el equipo visitante consiguió la igualdad a los 30 minutos. Hubo indecisión en la última línea del cuerdo, y David Romero ingresó solo con pelota dominada y ante la salida desesperada de Pegini, se la colocó por debajo del cuerpo. 
 
En el complemento, el equipo de Ezequiel Medrán mostró dos caras: una, antes de pasar a perderlo y, otra, después cuando fue a buscar el empate. A los 20 minutos, Nahuel Rodríguez puso el 2 a 1 de un potente cabezazo que dejó sin atenuantes a Pegini. Entonces, el cuervo, golpeado en su orgullo, salió a buscar el empate, poniendo en riesgo muchas veces su arco que quedó librado a los contragolpes del equipo santiagueño, que aprovechó muy bien la diferencia de velocidad que mostraban a favor sus delanteros. Pero no pudieron franquear la presencia del buen arquero Pegini, que en no menos de cuatro veces ahogó el grito de gol en los visitantes. Central Norte buscaba y buscaba. Un cabezazo fue gol pero anulado por posición adelantada de otro delantero. Otros intentos quedaron solo en eso. Pero en una jugada de lujo, Juan Rivas apeló a su gambeta e ingresó por izquierda dejando rivales en el camino, hasta que quedó acomodado para un gran remate que ingresó fuerte y potente cerca del ángulo derecho del arco.
El gol  no cayó bien en los hinchas visitantes que empezaron a arrojar proyectiles contra la gente del cuervo y el encuentro estuvo detenido unos minutos, porque los hinchas locales también respondieron a la agresión. Lo inexplicable fue el accionar de la policía que arremetió contra los hinchas de Central Norte. Menos mal que la cosa no pasó a mayores, gracias a la intervención de los jugadores azabache que tranquilizaron el momento. 
La reanudación del partido, alcanzó sólo para cumplir con el reglamento. Y la sensación local fue que a Central se le escapó la victoria, y ahora deberá definir la llave el próximo martes en condición de visitante en la cancha de Güemes posiblemente este encuentro sea también con ambas hinchadas.

Te puede interesar