Condenaron a la pareja que prostituía a mujeres en la zona del Bajo

JUDICIALES 14 de enero de 2020 Por Redacción El Expreso de Salta
Prisión efectiva y domiciliaria para una pareja que explotaba sexualmente a más de diez mujeres en "el bajo". Ahora, los tratantes deberán pagar multas por un monto total de 70.000 pesos que serán destinadas al Fondo de Asistencia Directa a las Víctimas de Trata. Además, la vivienda usada como prostíbulo será decomisada para construir una comisaría. La abogada defensora explicó que sus clientes solo le habían alquilado la propiedad a tres mujeres y por "desconocimiento", cobraban el alquiler que provenía del ejercicio de la prostitución.
a27d24_6aa5f7445c0f4a99bf6c8897eb39362b_mv2

La sentencia se dictó a poco más de un mes de la detención y acusación contra los dueños del prostíbulo ubicado en la calle Astigueta 612 de la zona conocida como El Bajo. La pareja explotaba sexualmente a mas de diez mujeres a fin de reunir una determinada suma de dinero que, cada semana, era retirada por los tratantes. 

La fiscalía a cargo de Eduardo Villalba ratificó la acusación y posteriormente se arribó a un acuerdo pleno con la abogada defensora Laura Flores Mejías que derivó en las condenas, la imposición de multas y el decomiso de la vivienda que era utilizada como prostíbulo.

Mediante un juicio abreviado y a pedido de la fiscalía, el juez de Garantías Miguel Medina condenó a R.L. a la pena de cuatro años y seis meses de prisión, mientras su pareja deberá cumplir 3 años de prisión de ejecución condicional. Asimismo, se impuso multas de 50.000 y 20.000 pesos, respectivamente. Además, el fiscal requirió al magistrado el decomiso del inmueble utilizado para la explotación, lo que fue concedido por el juez. Respecto al destino de esta vivienda se evalúa la posibilidad de que quede bajo el ámbito de la Provincia, para ser utilizada como base de una dependencia policial o un polo de víctimas de trata.

La defensora Flores Mejías dijo que ya venían tratando de llegar a un acuerdo conveniente para todas las partes. "Mis clientes alquilaban el inmueble a otras tres personas que también están imputadas por trata de personas. Ellos tenían conocimiento de la actividad y solo cobraban el alquiler. No denunciaron y se los tomó como terceros involucrados por ese ejercicio ilegal ya que se llevaban el dinero sabiendo de donde provenía. Fue un desconocimiento y torpeza de mis cliente que terminó en esta condena", indicó.

Por otro lado, la abogada manifestó que fue un trabajo arduo por parte de la defensa y la fiscalía ya que se trató de resaltar las pruebas más importantes para llegar a este acuerdo. "La prisión domiciliaria y efectiva  de los clientes fueron probadas por la enfermedad que detentan y porque en el penal no se los puede tratar. Uno de ellos tiene 60 y el otro 61 años, no llegan por la edad a la domiciliaria pero la justicia contempló este tema", concluyó.

Te puede interesar