Femicidio en Cerrillos: "Nos quitaron a Lili, ahora quieren quedarse con nuestros sobrinos"

JUDICIALES 30 de diciembre de 2019 Por Redacción El Expreso de Salta
Después de que el policía Edgar Almirón asesinara a Liliana Flores, su ex pareja, y luego se suicidara, la justicia le otorgó la custodia de los chicos, momentáneamente, a los abuelos paternos. La decisión no cayó bien en las hermanas de mujer asesinada y por eso decidieron manifestarse en la Ciudad Judicial. La decisión de la justicia respeta el orden de parentesco y la imposibilidad de dárselos a la abuela materna.
20191230_122252
Patricia Flores contó que exigen justicia por su hermana para que el Estado se haga cargo de todo lo que sucedió. "No queremos que el policía detenido porque no cuidó a mi hermana quede libre y además peleamos para quedarnos con los hijos de mi hermana Liliana porque ahora están con los abuelos paternos", reclamó.
Según la hermana de la víctima, no se sabe fehacientemente si estuvo o no un custodio en la puerta de la casa de la víctima el día del hecho porque algunos vecinos dijeron no haber visto a nadie mientras Almirón asesinaba a Liliana. "Ya había denuncias que ella le hacía cuando llegaba violento y hacía asustar a los chicos. La fuerza ya le había quitado el arma pero después se la volvieron a entregar. No sabemos porqué tomó esa decisión, ella vio que era violento y no respetaba a los hijos. Ella no quería saber nada pero él insistía", agregó.
Luego, Patricia insistió con el tema de la tenencia de los hijos del malogrado matrimonio y sostuvo que su familia quiere tener la custodia porque "el Estado me quitó a mi hermana y ahora no es justo que también nos quiten a los sobrinos". "Nos dijeron que si queremos ver a los chicos lo tendremos que hacer detrás de las rejas de la casa y no es así porque ellos no están presos. Una de las nenas es la que vio todo y hasta el día de hoy sigue con eso en su cabeza y cuenta lo que presenció", añadió.
Finalmente, la mujer aseveró que nadie de la justicia salteña pudo dialogar con ellos para escucharlos. "Es injusto lo que hacen, ya nos quitaron a nuestra hermana, nosotros queremos a los chicos, la familia del papá no los quieren y no tienen paciencia porque son personas grandes", concluyó.
Según fuentes extraoficiales, la abuela materna estaría impedida de hacerse cargo de los chicos porque estaría cumpliendo una sentencia por venta de drogas. Y como la ley indica que se debe respetar el grado de parentesco, le corresponde a los abuelos paternos, quiene no cargan con el atroz hecho cometido por su hijo Edgar Almirón.

Te puede interesar