Arrasador triunfo de Gustavo Sáenz: "empezamos una nueva historia en Salta"

POLITICA 10 de noviembre de 2019 Por
Gustavo Sáenz se consagró gobernador de la Provincia de Salta con mas del 53% de los votos frente a 26% de Sergio Leavy. El electorado salteño concurrió menos a votar pero eligió un cambio y con eso rompió doce años del urtubeicismo. Ahora, el destino de la Provincia está en manos de un hombre que habla de unidad y se muestra pacífico con los problemas que deberá heredar de la gestión anterior. Comienza una nueva historia...
Ver galería IMG-20191110-WA0045
1 / 7 - Gustavo Sáenz, Gobernador electo en la Provincia de Salta - Fotografía Javier Rueda

El flamante Gobernador Gustavo Sáenz celebró a lo grande su triunfo en el bunker del hotel Alejandro I. Estuvo acompañado por todos los candidatos del frente que posicionó en toda la Provincia. Además, los militantes, la juventud y por supuesto, las nuevas figuras que empezaron a acercarse a ultima hora, estuvieron adentro y afuera de la sala principal de festejos. Sucede que también se montó un escenario sobre calle Balcarce de metro y medio de alto para que Sáenz le dirigiera unas palabras a las bases que lo apoyaron en esta elección.

El petizo que cantaba en cada acto, el hombre que fue traicionado por el PJ hace unos años atrás y que después resurgió como el ave fénix y asumió la intendencia, el tipo carismático que le prestó atención a los animales como estrategia de gobierno, aquel que se limitó a hablar de unidad en tiempos de grieta, es el nuevo Gobernador electo por los salteños con más del 53% de los votos. Parece haber hecho las cosas bien, desde las PASO el resultado era contundente y poco le quedaba por hacer a su contrincante Sergio Leavy. Este último recurrió a una vieja artimaña política y habló de campaña sucia pero como tituló en tapa alguna vez El Expreso, a "Sáenz parece no pegarle las balas", y así fue. El efecto bumerán recayó sobre el senador nacional que no se animó a quedarse sin el pan y sin la torta y apostó a la doble candidatura, asumiendo las consecuencia de sus actos. 

"Ahora comienza una nueva historia", se escuchó decir entre los simpatizantes de Sáenz, incluso la mujer que se tatuó en la espalda la imagen del todavía intendente capitalino, estaba feliz abrazando a todos porque su ídolo logró un sueño anhelado desde que se introduzco en política. El Jefe comunal había dicho que si perdía se iba a su casa y ahora con la frente en alto invitó a que todos formen parte de su gabinete, incluso Sergio Leavy y Alfredo Olmedo. 

Después de escuchar las palabras de la nueva intendente capitalina Bettina Romero y el vicegobernador electo, Antonio Marocco, Sáenz tomó el micrófono y se le notaba que le temblaban las manos de la emoción. Comenzó agradeciendo a todos, pidiendo disculpas si se olvidaba de alguien pero remarcando los mensajes y las llamadas de personas importantes como del Presidente Mauricio Macri, Rogelio Frigerio, Sergio Massa, entre otros. También aclaró que no tienen ningún problema con Alberto Fernández y que lo felicitó por el triunfo. "El presidente electo dijo que ojalá que podamos trabajar juntos. Yo le digo quédese tranquilo señor presidente, que vamos a trabajar juntos así se terminan las desigualdades y el federalismo que han mantenido en el olvido a las provincias del norte", expresó.

"Gracias a todos de corazón, a cada uno de ustedes que nos acompañaron en esta gran elección. Desde el primer momento dijimos que este es un frente salteño, que le abríamos las puertas a todos los que querían participar y así lo hicimos. Recorrimos los pueblos, escuchamos a la gente. Siempre dijimos que esta no era una elección nacional, por eso no buscamos la bendición de nadie más que del pueblo salteño", indicó.

En medio de aplausos y ovaciones, Sáenz continuó: "Que gran desafío que tenemos en nuestras espaldas, porque empezamos una nueva historia en Salta y para eso tenemos que estar más juntos que nunca. No debemos permitir que la grieta que separa a los argentinos llegue a Salta, no lo vamos a permitir. Acá no hay vencedores ni vencidos, sino que los salteños decidieron que trabajemos juntos por un bien común. Por eso agradezco los llamados de Leavy y Olmedo, y quiero convocarlos para trabajar juntos, porque Salta así lo necesita".

Finalmente, Saénz agregó que el gobernador saliente, Juan Manuel Urtubey lo llamó para decirle que mañana se juntaran y empezarán con la transición. De esta forma, se terminan doce años de urtubeicismo ininterrumpidos, con aciertos y desaciertos. Todo parece indicar que nuevos aires habrá en la Provincia de Salta, claro está que no todos están contentos con este resultado pero en democracia, hay que aceptar lo que elige la mayoría y ponerse a disposición como ya lo hicieron los perdedores.

 

Te puede interesar