Anual: Primavera dio el batacazo y eliminó a Juventud

DEPORTES 09 de noviembre de 2019
Fruto de un trabajo persistente que pese a estar dos goles abajo, no perdió la línea de juego, Villa Primavera logró dar vuelta el resultado y eliminar a Juventud Antoniana, el favorito, por 3 goles a 2, y se convirtió en el segundo semifinalista del torneo. Juventud, que había liderado todo el torneo, se desmoronó al final y dejó al técnico Adrián Cuadrado en delicada situación de continuidad.
Ver galería Villa Primavera eliminó a Juventud
1 / 2 - - Primavera siguió festejo en el vestuario. No es para menos.

Cuando a los 19 minutos del primer tiempo, Mauro Cachi ingresó hasta el borde del área grande dejando rivales y de zurda puso la pelota el vértice izquierdo del arco de Primavera, nadie se imaginó el sorpresivo final del partido de anoche jugado en el estadio de Monumental de Gimnasia y Tiro. Mucho más porque luego, siete minutos después Matías Vicedo recibió un pase en profundidad que lo dejó solo frente al arquero de Primavera, al que venció sin dificultad. El partido de desarrollo parejo, no era de temer para el equipo de Lerma y San Luis, sin embargo, con la casaca Nro 7 estaba en juego el siempre temible Damián Bensi, que la noche del viernes dejó demostrado aquello de "viejo es el viento y sigue soplando"; y cuando recibió en el borde del área grande del arco de Juventud, de un tiro rasante anotó el descuento. Así se fueron al descanso.

Al regreso, en otra linda jugada de la noche, Rodolfo Escalante marcó el empate que encendió las luces rojas en el banco de Adrián Cuadrado. Juventud tuvo posibilidades pero no las supo aprovechar. El resultado no le convenía a ninguno porque los llevaba a la incertidumbre de la definición por penales. En eso estaban, cuando Mauro Flores recupera un pelota en el medio campo, y la descarga por izquierda para que un rápido y habilidoso Facundo Sánchez vaya dejando rivales por izquierda y llegará sin marca hasta el borde del área grande para dejar en el piso a su marcador y enviqr un centro que parecía no llevar peligro para los antonianos, hasta que apareció la cabeza del voluminoso Mauro Flores mandarla al fondo de la red y dejar sin aliento a los antonianos, y desatar el festejo en la escasa parcialidad primaveral. La gente del santo no lo podía creer. Quedaba poco tiempo, sin margen para ilusionarse en la recuperación. Efectivamente, vino sí silbato y Juventud quedó sumido en la desazón después de acariciar todo el torneo el título de campeón. Un reconocimiento para el trabajo constante de Villa Primavera que con este triunfo demuestra que no vino de paseo a la más alta categoría del Fútbol Salteño. 

Te puede interesar