Plan canje de Bettina: “¡Primero votame, luego voy por tu barrio!”

POLITICA 07 de noviembre de 2019 Por
El nerviosismo de los últimos días de campaña, se hace notar en algunas ofertas electorales, al modo de “ahora de te doy una zapatilla y si me votas, te doy la otra”, como se acostumbraba en tiempos no muy lejanos. En la Plazoleta IV Siglos, Bettina Romero ilusiona a los paseantes para que depositen sus datos, su barrio y sus necesidades, y si ella gana, los visitará. ¿Por qué no lo hizo cuando fue funcionaria de Macri? La historia está llena de estas promesas, también de sus incumplimientos.
Ver galería Bettina promete visitar los barrios si primero la votan web
1 / 2 - - Los ciudadanos son invitados a llenar un folleto con sus datos.

Los memoriosos ciudadanos salteños recordarán otros capítulos electorales en donde los candidatos desesperados por los votos, no titubearon en lanzar promesas grandilocuentes con tal de asegurar el apoyo de los ciudadanos. Largas filas para conseguir viviendas en supuestos planes que se realizaría siempre y cuando el candidato sea votado, o para conseguir un puesto de trabajo, como lanzó el candidato a la reelección en Campo Quijano, Manuel Cornejo, entregar mil lotes por sorteo si llega a ganar el domingo. O la exposición de maquetas de futuras ciudades fulgurantes, en tanto y en cuanto gane tal candidato. Ninguno como Alfredo Olmedo quiso construir su popularidad en base de sorteos de motocicletas y camionetas, algunas de las cuales entregó a fuerza de amenaza de denuncia judicial.

No ofrecen proyectos concretos sino buscan ilusionar, solo ilusionar para ganar votos. En estas elecciones, un mecanismo parecido lanzó la candidata Bettina Romero, colocando una urna en Plazoleta IV Siglos, debajo de un paraguas con las iniciales de su partido. La gente al ver la urna, cree que se trata de un sorteo de algo, y se arrima a preguntar: allí le dan un folleto para que el ciudadano llene con todos sus datos, y ponga también las necesidades de su barrio, con la promesa de que si gana Bettina Romero (ergo, si el ciudadano la vota) ella lo visitará “para solucionar los problemas del barrio”. Los incautos pasantes, prendados por la necesidad, aportan sus datos, siempre con la consigna de “ponerle una ficha al cero”, pero otros reflexionan, ¿por qué no hizo lo mismo desde el 2015 cuando fue funcionaria de Macri en Salta? ¿O cuando llegó a ser diputada en el 2017 hasta ahora?

Cuando se tienen los recursos disponibles se pueden hacer las promesas más grandilocuentes con tal de ganar el apoyo de la gente, pero esas promesas resultan una trampa a la conciencia del votante, como la de “pobreza cero” o la “lluvia de inversiones”, que nunca llegaron.

En estas horas decisivas, para elegir un candidato, primero hay que ver a qué sector o entorno, representa ese candidato.

Te puede interesar