¿El PRO mandó a un concejal a hacer campaña con los inundados?

INTERIOR 12 de febrero de 2018
En vez de enviar la mercadería a la Municipalidad, se la envió a un concejal que la tenía en su casa. Según el edil, fue gestión de la funcionaria nacional Daniel Vega y la diputada Bettina Romero, entre otros.
99087_20180210215801

El concejal de Embarcación, Sergio Clavería denunció que en un galpón de Pichanal habían escondidos colchones y otros elementos enviados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para los afectados por las inundaciones de Dragones. La justicia tomó conocimiento del hecho y constató que efectivamente los elementos estaban en la propiedad del edil macrista Mauricio Makar, quien no pudo brindar una explicación creíble por su accionar.

Cada vez que sucede una catástrofe, el pueblo se solidariza pero el oportunismo está al acecho. Esto parece haber sucedido en el norte de la provincia ya que un concejal de Embarcación, Sergio Clavería, realizó una grave denuncia por desvíos de la ayuda humanitaria para los inundados de la zona.

Según el edil, las donaciones están en un galpón escondidas y afirmó que se trata de una maniobra política tendiente a utilizar, en el futuro, esos elementos para hacer campaña.

99087_20180210220450
La denuncia judicial del concejal Claveria, que desató el escándalo

Ante la divulgación de situación, la Fiscalía Penal de Pichanal, a cargo de la doctora María Sofía Fuentes, inició actuaciones preliminares ante la denuncia de Clavería y pudo constatar que en el lugar denunciado se encontraban colchones, chapas y otras donaciones y que la llave del predio estaba en poder del concejal de Embarcación Mauricio Makar, quien manifestó a las autoridades policiales que estos materiales habían sido resguardados allí con conocimiento de las autoridades nacionales a la espera de que mejoren las condiciones climáticas.

La fiscal Fuentes dio las directivas de rigor e hizo que personal de Criminalística de la Policía de la Provincia realice un inventario de lo que allí se encontraba y se puso una consigna policial para evitar que se movilicen ninguno de los bienes allí guardados hasta tanto se esclarezca la situación.

En tanto, citó para hoy lunes al concejal Makar a la sede de la Fiscalía para que preste declaración por el hecho, ya sea ratificando o rectificando lo dicho a los efectivos policiales.

Más allá de las cuestiones judiciales, surge el interrogante de por qué el gobierno nacional enviaba la ayuda al concejal del PRO y no a la Municipalidad, tal como corresponde en un trabajo institucional ante la desgracia de los pobladores de Dragones y otras localidades invadidas por las aguas del Pilcomayo.

Según versiones extraoficiales, Makar habría confirmado que la Nación le envió la mercadería a él, para que la distribuyera. Si es así no corresponde a la responsabilidad institucionales que debe tener un gobierno, especialmente el actual a cargo de Mauricio Macri, que se publicita como una gestión de ética política. 

27867047_2047633348854595_1760558672936247997_n
El cuestionado concejal Makar, cuenta cómo consiguió la mercadería del gobierno nacional

Según lo indica el propio concejal, se trató de una gestión de su grupo político, con intermediación de los diputados provinciales Bettina Romero y Lucas Cisneros, a la que respondió la funcionaria nacional Daniela Vega, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, enviando la mercadería al concejal, y no al ministerio a cargo de Edith Cruz o la Municipalidad bajo la conducción del intendente peronista Alfredo Llaya. 

27657066_2047633558854574_7870506796993588169_n
La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley con el gobernador Urtubey, cuando estuvo de visita hace días en Salta

Tal decisión, si bien puede sugerir una acción solidaria, al manejarse por fuera de los carriles institucionales, da lugar para el escándalo y que “ese grupo político” del PRO aparezca como humanitario con fondos estatales, mientras los otros concejales no tienen la misma posibilidad para hacer lo mismo. Es decir, se trata de una maniobra política por sobre la desgracia ajena. Lamentable.

Te puede interesar