Polémica electoral: “No tengo nada que ver con la campaña de Francisco Marinaro”

POLITICA 01 de octubre de 2019 Por
La ministra de Desarrollo Social y Asuntos Indígenas, Edith Cruz publicó ayer una aclaración sobre la polémica que puso a el ex secretario de Salud, Francisco “Paco” Marinaro Rodó en el ojo de las críticas, al publicarse fotos haciendo campaña en la zona más castigada de la provincia: el Chaco salteño. Como las críticas alcanzaron también a Edith Cruz, la actual funcionaria salió a aclarar y a tomar distancia de Marinaro. “Fue casualidad que nos hayamos cruzado en Pozo El Bravo”, explica. “Jamás haría política con el hambre de la gente”, remarca la ministra en un extensa misiva publicada en las redes sociales.
Edith Cruz - ministra de desarrollo social y asuntos indígenas
“Yo no soy Francisco Marinaro, yo soy Edith Cruz la que muchos conocen, la que conoce y recorre esta realidad tan cruda que afecta a muchas familias de la provincia. Yo no puedo y no quiero hacerme cargo de las acciones de otros dirigentes políticos, menos en esta época de campaña, no puedo hacerme cargo de lo que se me acusa, de utilizar el hambre de la gente para uso electoral. En todos los años, al lado del gobernador Urtubey, recorrí muchos kilómetros, en las zonas más vulnerables y pobres de Salta, con la convicción de acompañar y estar presente en las situaciones más difíciles que una persona o una familia puede pasar.
 
Como lo dije en varios medios de comunicación, no trabajo para ningún sector político que tenga la intención de gobernar Salta los próximos cuatro años. No soy candidata a nada, mi función como Ministra termina el 9 de diciembre y mi plan A, es estar al lado de mi familia, sin dejar al olvido de todas esas personas, familias y comunidades que conocí, y hasta hoy, me siguen abriendo las puertas de su casa.
 
Jamás se me cruzaría por la cabeza poner en juego la vida de chicos de nuestro Chaco salteño profundo por un voto. Tuve y tengo la libertad de trabajar en donde más me gusta, en terreno, viendo la realidad de frente, haciéndome cargo de los errores y teniendo la satisfacción de haber hecho algo útil e importante para tantas familias que no la pasaron, y otras que no la pasan bien. Soy Edith Cruz, que el cargo de ministra no cambio mi manera de ser, pensar y actuar. La función me dio más herramientas, más recursos y más responsabilidades, pero mucha más dicha de pensar que en todo este tiempo, algo puede cambiar.
 
En las redes sociales y algunos medios de comunicación, circulan fotos del señor Marinaro Rodo en donde se lo ve distribuyendo gorras, folletos, con fines electorales. Al mismo tiempo yo recorría, como siempre lo hice, las comunidades de Santa Victoria. Ante esta situación, la que me provocó dolor, angustia y mucha bronca, puedo asegurar que no tengo absolutamente nada que ver con ese accionar, solo fue una casualidad de que el ex funcionario provincial se encuentre en la zona y nos hayamos cruzado en el paraje de Pozo El Bravo.
 
Como comenté en este mismo espacio, recorrí desde Santa Victoria Este por la ruta 138, las comunidades de Pozo El Toro, Pozo El Bravo, Desemboque, Zopota y El Escrito, cumpliendo la misión encomendada, la de trabajar, como siempre lo hice al lado de las familias originarias y criollas de la zona. Mi objetivo fue verificar la implementación del Programa Alimentario Salteño, hablar con los directores, con los responsables de las comunidades y no cegarme ante la presencia de necesidades.
 
Me siento dolida porque el trabajo que estábamos llevando se vio manchado por una acción torpe y desafortunada que no tiene nada que ver con el verdadero objetivo del Plan. La campaña que puedo hacer, para algunos buena, para otros no tanto, es generar y poner en marcha políticas públicas con un verdadero sentido social.
 
Yo sé que este hecho solo será un mal recuerdo, tengo la conciencia tranquila y la seguridad que este plan lanzado por el gobernador Urtubey será un aliciente para muchas familias salteñas. Seguramente no será suficiente, seguramente faltará más, pero quiero dejar en claro que en mi accionar, no es solo una funcionaria la que actúa, sino también, una persona que siente, se preocupa, conoce la realidad y fundamentalmente crea lazos fuertes que va más allá de un cargo en el Gobierno.
 
Seguiré transitando hasta el 9 de diciembre los caminos que he recorrido, poniendo todo de mi, con la cabeza en alto y la firmeza de que jamás haría política con el hambre de la gente.

Te puede interesar