Santa Victoria Este: incomunicada y con miles de evacuados

INTERIOR 05 de febrero de 2018
El río Pilcomayo presentó el pico máximo de la historia con 7.28 metros de alto, con lo que se incrementó el área afectada por las inundaciones llegando a los 8.500 evacuados. El operativo de traslado y evacuación continúa pero por medio de botes y por vía aérea. El quiebre de la ruta 54 dejó incomunicadas a las comunidades y preocupa el retorno a los hogares después del desastre natural.
30766_3

Santa Victoria Este aún sufre las consecuencias del fuerte temporal que arrasó con docenas de comunidades y dejó miles de evacuados. Algunos caciques lloran de impotencia antes los medios de comunicación y piensan como empezar de nuevo después haber abandonado sus tierras ancestrales. Ello explica el por qué se negaron a evacuarse y se mantienen firmes en sus hogares, confiados de que los anillos  de defensas en Santa María y Misión La Paz, no cedan y la situación sea caótica.

Son horas críticas y continúa el peligro para los miles de damnificados por la crecida del río Pilcomayo que alcanzó 7,28 metros, el máximo pico de la creciente y marcando un récord histórico en 45 años. El Comité de Emergencia continua con la evacuación y traslado de unas 1.000 personas que serán llevadas a los centros de evacuación o casas de familiares y conocidos.

Los trabajos se realizan con especial atención a lo que sucede en el sur de Bolivia, principalmente en la zona de Villamonte, donde si bien hubo un descenso de los niveles de medición, la crecida continúa por encima de los cinco metros, superando por dos metros las mediciones promedio lo cual implica un alerta.

Según cifras oficiales del Gobierno de la Provincia ya fueron evacuados 8.500. Los centros que funcionan de albergues están ubicados en los alrededores de la ruta nacional 34. Hay seis centros en Aguaray, dos en Tartagal y uno en General Mosconi y en Campo Durán. Los rescates se hacen en vuelos sanitarios para los casos prioritarios en los departamentos Rivadavia, San Martín y Orán.

Las complicaciones continúan en Los Toldos, Iruya, Embarcación, Acambuco, Rivadavia Banda Sur, Rivadavia Banda Norte, Ballivián y Tartagal también presentan casos de afectados por los desbordes de los ríos Pilcomayo y Bermejo.

Hasta el momento, la ruta 54 permanece cortada y dejó incomunicada a Santa Victoria Este. Se supo que se construyen piezas de hormigón con el objetivo de formar una escollera y evitar que se siga ensanchando el corte y está previsto que en los próximos días llegue un puente Bailey cedido por Vialidad Nacional para habilitar el tránsito en la zona.

Te puede interesar