El Ingenio San Isidro cesó sus actividades: ¿crisis o intransigencia sindical?

INTERIOR 20 de enero de 2018 Por Claudio Yapura
Con un banner en la puerta de la empresa los trabajadores fueron informados - al estilo Cambiemos - que cesaban las actividades por tiempo indeterminado. Así lo decidieron las compañías PROSAL SA y EMAISA SA, controlantes de la planta azucarera de Campo Santo, mediante un Procedimiento Preventivo de Crisis.
WhatsApp Image 2018-01-20 at 11.42.52
El ingenio San Isidro comunicó con un banner el cese de actividades.

Los 700 trabajadores de la azucarera salteña regresaron a sus hogares conmovidos por la noticia. El Procedimiento Preventivo de Crisis es un proceso de carácter laboral que actúa como un paso previo a la comunicación de despidos o suspensiones por fuerza mayor, ya sean por causas económicas o tecnológicas que afecten a más del 10% de la planta empleada de una empresa de más de 400 trabajadores.

En primera instancia el PPC debe ser comunicado por la empresa al Ministerio de Trabajo de la Nación y en un plazo de 48 horas hábiles debe informar al sector gremial, el Ministerio debe reunir a las partes competentes a una primera audiencia dentro de los 5 días hábiles posteriores a la presentación de la empresa para una negociación y eventualmente un acuerdo. En el caso de que no se llegue a un acuerdo en las instancias del Ministerio, la negociación pasa a ser entre la empresa (empleador) y el sindicato (empleados) por 10 días hábiles más. Si no existiese un acuerdo entre las dos partes, según la Ley de Empleo N° 24.013, se da por concluido el procedimiento de crisis y la empresa tiene la potestad de decidir sobre los despidos, todo esto debe ser acompañado de material probatorio según los porcentajes económicos que la ley prevé. 

El cese temporario de actividades mediante el PPC, que ya fue presentado por la empresa ante el Ministerio, mandó a los trabajadores a sus hogares a la espera de lo que pase en los próximos 15 días hábiles luego de que las partes se reúnan a negociar. El comunicado de las compañías PROSAL S.A y EMAISA S.A apunta a la "intransigencia" del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro (SOEASI) frente a cualquier intento de alcanzar acuerdos salariales con el fin de llevar adelante un Proceso Preventivo de Crisis  ordenado y pacífico con el cese de actividades y desvinculación del personal ante "la crisis del sector azucarero de los últimos años, que es de público conocimiento, lo que llevó a que los resultados del Ingenio San Isidro tuvieran una fuerte y significativa caída", reza el comunicado.

acho
Mariano Cuenca

El guante fue recogido por Mariano Cuenca , hijo del intendente Mario Cuenca, y Secretario General de la SOEASI, que en comunicación con El Expreso, comentó:

"¿Cómo puede ser que hablen de crisis si mandan a los compañeros trabajadores a sus casas y les siguen pagando el sueldo? Son 700 los empleados que hay que pagarle el sueldo y sin que trabajen. Esto es una jugada política para decir que existe una crisis y meter mano a nuestro convenio colectivo modificando algunas leyes que amparan a los trabajadores, además si es que hay crisis económica tienen que justificarlo. No hay crisis", dijo "Acho" Cuenca.

Respecto de la comentada "intransigencia", el sindicalista manifestó: "No sé cómo puede decir eso el comunicado de la empresa cuando aún no fui notificado formalmente, es un paso previo para forzar al despido de los empleados... no vamos a iniciar medidas de fuerza hasta que nos notifiquen", comentó Cuenca.

Por otra parte, Humberto Soto, integrante de la Lista Verde opositora a la corriente comandada por Mariano Cuenca, puso en tensión la versión del sindicalista de la SOEASI. "Cuenca va a querer sacar su rédito sindical de esto, es probable que la empresa tenga un piso mínimo de obreros a despedir y que tenga intenciones claras de esto. El sindicato apenas sepa cuáles son las intenciones de la empresa tiene que informar a los trabajadores porque somos nosotros los que en definitiva tenemos que decidir qué hacer, siempre pasa que se manipula esa información y no nos enteramos nunca qué es lo que acordaron realmente", denunció Soto. Y continúa: "Tampoco se debe obviar que existe un tira y afloje entre el directorio de la empresa y Cuenca. La empresa se dio cuenta que es insostenible que hayan 40 delegados gremiales y 16 comisiones donde siempre están los mismos y hacen uso y abuso de sus facultades sindicales".

En 2015 también se impuso un PPC que amenazó la permanencia laboral de 200 trabajadores. El lunes próximo las partes tendrán novedades formales sobre la situación por parte de Ministerio, mientras tanto los trabajadores seguirán en sus hogares  la espera de no perder sus fuentes de trabajo. 

EL REPUDIO DE UNA MULTISECTORIAL A LOS DUEÑOS DEL INGENIO

Desde la Multisectorial en Lucha de Salta repudiaron el anuncio del cierre del Ingenio San Isidro, de Campo Santo.


"En una desvergonzada actitud el Grupo Gloria hace responsable de su decisión al SOEASI y a su actual conducción a cargo del Compañero Mariano Cuenca, quien acaba de ganar las elecciones del Sindicato, por segunda vez, enfrentando una lista opositora bancada por la empresa.
Ésta situación es otro hecho del Grupo Gloria en contra de los trabajadores y de su conducción, que defienden a fondo sus derechos de manera coherente, siempre en defensa de los puestos de trabajo y de los derechos adquiridos de los trabajadores.
Acompañamos a los trabajadores y nos solidarizamos con toda la Comunidad Azucarera y sus familias. Nos ponemos a disposicion para fortalecer toda acción propuesta para defender cada puesto de trabajo.
Llamamos a [email protected] las organizaciones pertenecientes o no a la Multisectorial en Lucha a estar en Alerta y Movilización para enfrentar todo intento de seguir descargando la crisis en las espaldas de los Trabajadores y el conjunto del Pueblo.
La empresa tras ganar sumas siderales a costa del esfuerzo y sudor de los trabajadores, juega en la misma línea de las políticas de Macri y Urtubey de ajuste; despidos; represión y entrega", concluye.

Te puede interesar