“Quiero una solución porque estoy embarazada”

SALTA 17 de enero de 2018 Por Sebastián Alejandro Cardozo
Así lo aseguró Camila Rueda, la mujer que se encadenó en la Municipalidad de San Lorenzo porque fue despedida tras ocho años de servicios y con un embarazo de cinco meses. La desempleada reclama volver a sus funciones y aclara como fue el contexto de las fotos tomadas en su oficina laboral, y que le habrían causado un sumario administrativo antes de ser cesanteada.
IMG-20180117-WA0000

Situación difícil es la que pasa Camila Rueda, una ex empleada municipal de San Lorenzo que recibió la notificación del cese de actividades el 3 de enero pasado. Desde ese momento, comenzó una larga lucha para ser reincorporada y ahora, sin tener respuestas por parte del intendente Ernesto "Kila" Gonza, decidió encadenarse y llamar la atención de todos los salteños.

Consultada sobre los motivos del despido, Rueda contó a El Expreso que ya le habían iniciado un sumario administrativo, por haberse dormido en horario laboral, los primeros días de noviembre pero demostró que esa falta no había sido cometida en esa fecha ya que no estaba trabajando.

IMG-20180117-WA0004

Conocido el encadenamiento de la mujer desesperada, inmediatamente comenzaron a circular las fotografías que la muestran durmiendo. “Yo soy la persona de las fotos. Nosotros trabajamos los fines de semana de 9 a 20 horas y tenemos un descanso de 14 a 16 horas donde la oficina permanece cerrada, en ese lapso aprovechamos para descansar”, afirmó.

Rueda atribuyó la difusión de las fotos al Intendente del municipio de San Lorenzo pero explicó que “se ve claramente que no fueron sacadas por un contribuyente, al ser tomadas de atrás para adelante. Además fueron tomadas en mi horario de descanso por mis compañeros. Nosotros descansamos en la oficina, se nos está permitido descansar porque nosotros almorzamos también”.

Para la desempleada, las polémicas fotos se pueden haber tomado el día de las elecciones legislativas porque ese día tuvo un recargo de 7 a 19 horas. “Hay otros empleados que se duermen por el cansancio”, aseveró.

Finalmente, la cesanteada sostuvo que quiere llegar a una solución porque está embarazada. “El Ministerio de Trabajo ya informó que no pueden despedirme, hubo dos reuniones y dijeron que las fotos no pueden ser presentadas como prueba ya que dentro de la ley de procedimientos administrativos no están contempladas y además fueron sacadas sin mi consentimiento. Entonces, desde el Ejecutivo Municipal estarían violando la integridad de mi persona”, concluyó.

Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar