"Nos obligan a faenar clandestinamente, no tenemos otra salida"

INTERIOR 11 de enero de 2018 Por Claudio Yapura
El cierre de la matadero de Metán obligó a los productores y carniceros a realizar faenas por sus propios medios. Cansados de las promesas de un nuevo y moderno matadero, escapan a los controles de los operadores de la carne y responsabilizan al intendente Fernando Romeri con ribetes compartidos con la Ministra de Producción, Paula Bibini; el gobernador, Juan Manuel Urtubey con cuantiosos dividendos a favor de empresas amigas.
faena
Faena en los tiempos del matadero de Metán en funciones.

Desde el 15 de diciembre del año pasado el matadero de Metán está clausurado, según explican autoridades de la Dirección General de Ganadería del Ministerio de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable, por vencimiento del permiso para la faena de animales, el cual venció el 31 de octubre pasado.  Nos obstante, los productores locales entienden que esto se debe a un entramado para beneficiar a dos empresas que cuentan con producción y faena propios. Además, atribuyen responsabilidades a la falta de interés del intendente, que "nunca se interesó por la situación que estamos pasando los productores y carniceros de Metán", comentó Fabían Pedraza, dueño de la carnicería La Parabólica, productor y proveedor de carne de cerdo.

En Metán hay más de 50 carnicerías que son abastecidas de carnes de cerdo y vacuna por productores y criaderos que faenaban sus animales en el matadero, y que estaban autorizados con un sello que rubricaba la legalidad y buenas condiciones de consumo de sus productos de carnes. Condición que ahora no tienen por la clausura del matadero. 

"Hace más de un mes que estamos en esta situación. Nos perjudican porque nos sentimos en la obligación de faenar a las escondidas, escapamos a los controles de los operadores de la carne que te caen de sorpresa, y sabemos que si no tenemos el sello del matadero nos decomisan toda la producción, explicó Pedraza.

Dos empresas disputan el mercado de las carnes de cerdo en Metán y se proveen mutuamente, además distribuyen en la ciudad de Salta. Una de ellas es La Francisca, la cual tiene su criadero y faena de cerdos en Gral. Guemes y que no requiere de un matadero público externo. La otra es un criadero de cerdos que se encuentra en las afueras de Metán Viejo, la cual, según productores locales, pertenece a la familia del gobernador Urtubey, ésta última proveedora de cerdos para La Francisca. "Los operadores, al ver nuestra falta, nos dicen que compremos cerdos faenados a La Francisca para que evitemos las multas o el decomiso. Lo mismo pasa con la carne vacuna, ellos nos sugieren que compremos la producción a otras empresas que tienen faena propia", dijo Pedraza.

Matadero clausurado, beneficio para la producción de las empresas con faena propia, y desinterés de las autoridades por la situación de los pequeños productores, hacen un negocio redondo.

"Parece que existe una confabulación. Particularmente me siento fuera del sistema, me superó y tengo que sobrevivir como sea", explicó el productor, y arremetió: "si me decomisan mi producción lo hago responsable de mis pérdidas a Fernando Romeri, el intendente ya conoce esto, pero nos patea sin darnos solución".

Finalmente, Pedraza, comentó sus reiteradas visitas a Grand Bourg sin respuesta alguna: "Cada vez que fui a Salta me quedé mañanas enteras esperando a que alguna autoridad me atendiera. Pedí por la ministra Bibini, pero no la pude encontrar, se ríen de lo que nos pasa. Yo ya no espero nada de ellos", concluyó.

Te puede interesar