Marcha por Nahuel Salvatierra: "Quieren que nos matemos entre nosotros"

SALTA 08 de enero de 2018 Por
La muerte de Nahuel Salvatierra renovó los lazos barriales y unió a los vecinos de barrio Solidaridad. Pero también enervó a la policía. Los actores fundamentales son los jóvenes, animados por el pedido de justicia del fallecido adolescente. Unidos ellos, la policía, en un nuevo episodio de abuso de autoridad, avanza con todo; pibes, madres, vecinos.
WhatsApp Image 2018-01-08 at 19.24.31
Vecinos en B° Solidaridad en una nueva marcha por Nahuel Salvatierra.

El operativo policial de ayer constó de dos avances: por la tarde, cuando los jóvenes estaban jugando un partido de fútbol celebrando la refundacional unión entre las barras de Los Cirujas, La Ranchada y Nueva Chicago, que, tocados por la muerte de Nahuel, aunaron el pedido de justicia y derribaron las hostilidades separatistas internas del barrio, levantaron un altar. Por la noche, la otra avanzada, con menos resultados para la policía, pues se encontraban con los vecinos periodistas y demás allegados que brindaron su apoyo. 

Con todo eso aún sulfurando, hoy los vecinos realizaron la marcha en Avenida Tavella, con el pedido de justicia renovado pero con el conocimiento certero de un aparato policial contrariado por la unión barrial. El discurso policial defensor del orden público se resguarda en el "deber hacer" si dos barras se están enfrentando, razón por la cual Nahuel perdió la vida. Todo lo contrario, las barras tienen códigos, se respetan y nunca estuvieron peleadas. La unión barrial les molesta, los saca de su discurso bienhechor policíaco y a la carga se pusieron, claro está que no tiene buena prensa hablar de "gatillo fácil".

"En esta marcha, como en las anteriores, nadie hizo nada malo, no venimos a hacer lío, queremos pedir justicia por Nahuel, pero a ellos (la policía) les molesta que estemos unidos. No quieren que estemos juntos, nos provocan, haciendo esos operativos... ni siquiera es contra los chicos, es contra todos. A mí me dieron un tiro en el pecho", comentó Norma Santillán, vecina del barrio Solidaridad y madre de uno de los testigos que presenció la muerte de Nahuel a manos de la policía.

No todo queda en el discurso, los hechos dicen mucho, casi todo. "Eran 8 camionetas de la policía que empezaron a dar tiros a los chicos que estaban jugando a la pelota. Los chicos corrieron, se metieron en nuestras casas, la policía empezó a tirar contra las cosas. La policía busca que nos enojemos, que entremos en su juego, que tengamos bronca, que nos matemos entre nosotros. Ahora van contra las madres de los chicos también", detalló Santillán.

Las marchas y conferencias de prensa continuarán por parte de los vecinos de Solidaridad, las autoridades del Grand Bourg no expresaron opinión oficial hasta el momento. 

Te puede interesar