El calvario y la lucha de Julia Leal

POLICIALES 05 de enero de 2018 Por Sebastián Alejandro Cardozo
La mujer denuncia ser víctima de violencia de género por su ex pareja, Martín Miguel Altieri, un guardiacárcel dependiente de la policía federal. De acuerdo a su versión, escapó de las agresiones del violento y se refugió en Tucumán, luego, amenazada de muerte, huyó a Buenos Aires y la justicia ordenó que le entregue los chicos al padre sin posibilidad de acercamiento.
20180105_114343

“Todo comenzó cuando me anime a decir basta, y denuncie lo que me pasaba. Lo denuncie en muchas ocasiones, estuve encerrada diez días y una vez me escape. De todas formas no tuve apoyo de la justicia, quisieron allanar varias veces mi casa, no tenía trabajo y me seguía amenazando de muerte”, dijo Leal.

Julia contó a El Expreso que residía en Campo Quijano con su familia y tras la violencia que sufría por parte Altieri, se fue a Tucumán donde fue secuestrada porque la subieron a un auto, la golpearon y la drogaron así que tuvo que esconderse en un hogar de Buenos Aires con sus hijos.

Por su parte, el padre de Julia denunció su desaparición en la Comisaría 7° de San Miguel de Tucumán, luego de buscarla entre sus amistades y familiares. La policía en lugar de realizar las actuaciones correspondientes comenzó a hostigar a la familia para que declaren que Julia se fue por su propia cuenta.

Este proceder no fue novedoso ya que con anterioridad hicieron un procedimiento falso en el domicilio de Julia, que fue motivo de denuncia, intentaron retirar a los niños en nombre de una orden judicial que nunca existió.

La mujer explicó que cuando todo colapsó y descubrieron donde se escondía, Altieri se encadenó en Tucumán pidiendo por sus hijos. “Recurrí a varios lugares pero nadie me daba respuestas, desgraciadamente, me sacaron a los chicos y se los dieron a él”, afirmó.

Finalmente, Julia manifestó que se le impide acercarme a 300 metros de mis hijos pero es una resolución de la justicia de Tucumán. “No sé qué tanto tiene para esconder Altieri si los chicos saben que soy su mamá. La justicia supuestamente tomó la decisión porque no pagaba bonos fiscales y estar en carácter de rebeldía porque me había refugiado en Buenos Aires, por eso ordenaron que le den el cuidado personal ya que no tiene la tenencia definitiva”, concluyó.

Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar