Crimen en Solidaridad: “Mi defendido escuchó un impacto pero no sabía que había un herido”

JUDICIALES 05 de enero de 2018 Por Sebastián Alejandro Cardozo
Lo dijo Marcelo Arancibia, abogado defensor del Sargento Emilio Gastón Aguilera Alanis, uno de los imputados por el homicidio de Nahuel Salvatierra, el joven que recibió un disparo en el barrio Solidaridad. Según el letrado, el efectivo no utilizó su arma reglamentaria y pese a haber sentido un impacto, desconocía que había una persona herida que posteriormente murió.
multimedia.normal.8a49ed89a7369273.6e6f726d616c2e6a7067
Marcelo Arancibia - Fotografía: El Tribuno

“Víctima de gatillo fácil” fue la primera impresión que tuvieron los vecinos de Solidaridad quienes se mostraron dispuestos a contar lo que pasó con el joven de 17 años, la noche del 3 de enero pero ¿Qué pasó realmente? ¿Hubo enfrentamiento o no con los dos imputados? ¿Por qué ninguno de los efectivos ayudó al joven caído? Aparentemente, los primeros indicios llevan a pensar que se trató de un exceso individual que pudo haberse evitado.

Frente a la situación, el abogado Marcelo Arancibia, explicó que su defendido,  Emilio Gastón Aguilera Alanis, fue imputado por coautor del delito de homicidio agravado por el uso de arma junto al Cabo Juan Carlos Cardozo, quien tendrá otra calificación más comprometida. “Ayer prestó declaraciones y realizó una descripción de cómo sucedieron los hechos. Simplemente describió cual fue su situación y su accionar como el de su compañero”, relató Arancibia.

Luego, el letrado dijo que ambos uniformados iban a tomar servicio cuando visualizaron a unas cuantas personas que parecerían enfrentarse. “Ellos iban en una moto de propiedad de Cardozo y dicen que estaban medio queriendo pelear y buscaron disuadir el tema”, afirmó.

“Con total seguridad, se extra limito el señor Cardozo, actuó desproporcionadamente, comparto lo que dice el fiscal en relación a los acontecimientos que se estaban viviendo porque no ameritaba una tremenda reacción de esta naturaleza”, aseveró Arancibia.

Por otro lado, el defensor sostuvo que, según la investigación, el arma homicida le pertenecería a Cardozo puesto que a Aguilera le secuestraron su reglamentaria para las pericias. También entregó las diez balas que tenía sin utilizar y dio las explicaciones de porque no concurrió directamente a informar lo ocurrido.

“Aguilera solo escuchó un disparo que se produjo a su espalda, y el único que estaba detrás era Cardozo. No escuchó ningún otro disparo, le dijo que ya venía porque iba a retirar la radio y no volvió más. Mi defendido sintió el impacto pero no sabía que había una persona herida y posteriormente muerta”, aseguró.

Por último, Arancibia dijo que el imputado seguirá detenido hasta que se hagan las pericias y se completen todas las dirigencias. “En lo que hace al homicidio propiamente dicho, no tiene absolutamente nada que ver”, concluyó.

Sebastián Alejandro Cardozo

Cronista de Judiciales y Policiales de Periódico El Expreso

Te puede interesar