Femicidio de Tartagal: El acusado ya había matado a otra mujer

INTERIOR 06/10/2021
El pueblo de Tartagal no sale del asombro con el terrible asesinato de Susana Zerpa. La mujer fue apuñalada salvajemente mientras estaba en el baño de su casa. El asesino se dio a la fuga después del violento hecho. Se trataría de una ex pareja, Luis Enrique Rebilla, quien ya había sido condenado por matar a otra mujer.
femicidio_tartagal_comerciante-750x347
El fiscal Gonzalo Vega contó que el pasado viernes, en pleno centro de la Ciudad de Tartagal, encontraron el cuerpo sin vida de una mujer identificada como Susana Zerpa. “Nos presentamos en el lugar con criminalística, con el médico legal y encontramos a la víctima tirada en el piso del baño, cubierta con un charco de sangre. A prima facie, el médico legal pudo constatar diez puñaladas en el sector del cuello y ordenamos de manera urgente el traslado del cuerpo hacia Orán donde tenemos el cuerpo de medicina legal para la autopsia realizada el sábado. Realizamos levantamiento de muestras en el lugar del hecho, incluso un cuchillo cubierto de sangre y se documentó huellas y pisadas para hacer las pericias. Luego se comenzó con la búsqueda del sospechoso”, indicó.
FISCAL GONZALO VEGA
“Del círculo íntimo de la mujer pudimos saber que tenía una ex pareja con la que había terminado porque era muy celosa, la perseguía y le hacía escenas. Por lo tanto eso se pudo investigar y establecer. Empezamos a buscar al principal sospechoso de la causa y lo encontramos ese mismo día viernes por la tarde. Estaba deambulando por la plaza de Villa Güemes y nosotros habíamos difundido la imagen así que la sociedad pudo aportar datos. El sospechoso fue detenido y en la audiencia de imputación conoció los cargo y optó por declarar asistido por un defensor oficial N° 2. Negó los hechos que se le acusan pero sí reconoció que tuvo una relación con Zerpa hasta que ella lo echó del domicilio”, agregó.
Rebilla
Consultado sobre los antecedentes de Luis Enrique Rebilla, el fiscal manifestó: “Tiene una condena anterior del año 2011 por la Cámara del Crimen de Tartagal, a 11 años de prisión por homicidio simple. Se trata de caso de Zulema Gómez, una mujer que fue asesinada pero la ley de femicidios no estaba vigente en ese entonces. Es por este motivo que tenía esa condena y había salido hace poco en libertad condicional ya que gozaba de los beneficios al tener los informes favorables. Incluso antes tenía salidas transitorias y le faltaba poco para tener cumplida su condena. Ahora en la segunda etapa de la causa, se analiza las pruebas recolectadas para ver si existe ADN del acusado en las prendas de vestir secuestradas tanto de él como de la víctima, incluido el arma blanca encontrada”, concluyó.

Te puede interesar