Concejales aprobaron la polémica Moratoria 2021

POLITICA 20 de mayo de 2021 Por Jésica Aparicio
El cuerpo legislativo municipal aprobó el proyecto enviado por el ejecutivo. Sin bien, varios coincidieron con que el contexto económico lo amerita, también criticaron que "siempre se premia" al moroso. Adelantaron que elaborarán un proyecto que otorgue beneficios a quienes paguen en tiempo y forma.
WhatsApp Image 2021-05-20 at 08.02.03 (2)

Durante la última sesión el cuerpo legislativo de capital aprobó el proyecto de ordenanza remitido por el legislativo municipal conducido por Bettina Romero que establece cómo será la moratoria de este año. El mismo establece, de modo excepcional, un régimen especial y transitorio de regularización y pago de los tributos, intereses, recargos, multas, sanciones y/o demás obligaciones cuya recaudación se encuentre a cargo de la Municipalidad de la ciudad de Salta. 

El concejal Santiago Alurralde, del bloque Salta Tiene Futuro, afirmó que el proyecto de la moratoria “es muy oportuno si uno piensa en la pandemia y la crisis económica, las familias en los barrios lo están pasando muy mal y muchos que dieron por prioridad comer a pagar los tributos, hoy pueden ponerse al día”. Sin embargo, reclamó “no malacostumbrar al salteño”, bajo la idea de que “el premio siempre lo tiene el que deja todo para último momento”. En este sentido, criticó: “¿por qué siempre se tiene que premiar al incumplido o al que no paga? ¿Por qué no hay premio para el que paga a tiempo y hace un esfuerzo dia a dia para pagar sus tributos mensuales y no generar deuda?”.

José Gauffín, del bloque Juntos por el Cambio, explicó que “es el mismo texto de la moratoria del 2018”. Y analizó: “Otra vez sopa, otra injusticia en relación a aquellas personas que pagan sus tributos. Aquí hay que separar el polvo de la paja. El fundamento es que hay un mayor beneficio para quien hace el pago anual de forma anticipada, que fue mejor que el año pasado”. Por otro lado, también criticó que “nunca hay un premio para el vecino, comerciante o emprendedor que paga religiosamente sus obligaciones tributarias”. 

Del bloque Un Cambio para Salta, el concejal Ángel Causarano remarcó que la aprobación del proyecto “es una muestra de apoyo al ejecutivo municipal”, aunque “pensando en la cantidad de comercios que cerraron, negocios que se han fundido, gente que ha quedado en la calle”. También afirmó “siempre premiamos al que no cumple, pero este es un caso excepcional”.

Frisa Fonseca, del bloque Salta Tiene Futuro, reflexionó que “el sector económico de las medianas y pequeñas empresas, de los comercios y las pymes el más afectado a esta crisis, trasladado desde la salud a la economía”. La edil también se manifestó en la misma línea que Causarano: “Estamos dando una herramienta importante a la gestión municipal que significa la posibilidad de recaudar, porque la pandemia ha provocado un descenso en la recaudación municipal; todo el mundo ha priorizado otros gastos”. En este sentido, Fonseca quiso dejar en claro que la moratoria servirá para que la municipalidad “pueda cubrir otros gastos: el pago de sueldos de empleados municipales y para que pueda realizar las obras”.

Las principales modificaciones que realizó el cuerpo deliberante fueron bajar el mínimo establecido de las obligaciones adeudadas para poder ingresar al plan de facilidad de pago, de $150 mil a $12 mil, ya que afirmaron que “el vecino común no iba a poder ingresar”; y por otro lado, establecieron quienes no podrán acceder al régimen por las infracciones de tránsito o las multas sanitarias: conducir con alcohol en sangre o bajo efectos de estupefacientes, no respetar semáforos, exceder límites de velocidad, fiestas clandestinas, desmalezados de terrenos baldíos y conducir utilizando auriculares o sistemas de comunicación manual o pantallas de video. 

El régimen se desarrollará en dos tramos: el primero tendrá vigencia hasta 31 de julio de 2021 y el segundo hasta el 31 de agosto de 2021. Siendo aplicable a las deudas de obligaciones tributarias como no tributarias anteriores al 31 de marzo del corriente. En el articulado se consigna que, quienes adhieran, gozarán de una reducción que abarcará los intereses resarcitorios, los intereses financieros, y de recargas y multas. Contemplando que el porcentaje de la reducción dependerá de la forma de pago, que podrá ser al contado o mediante planes de 2 a 6 y de 7 a 12 pagos, según indicaron desde el Concejo Deliberante.

Te puede interesar