El tren urbano y el imprudente cruce de un colectivo

LOCALES 12 de mayo de 2021
Al mediodía de hoy miércoles, la formación del ferrocarril que iba desde la estación Salta hacia Campo Quijano chocó con un colectivo de Saeta que intentó ganarle el paso. Felizmente, el tren circulaba despacio lo que permitió que solamente "raspara" al ómnibus, de otra forma podría haber sido una tragedia.
Tren urbano y el cruce imprudente de un colectivo- fotos  Sergio Raúl Flores (9)
El tren perdió su parte frontal al dar en la parte trasera del colectivo. (Foto: profesor Sergio Raúl Flores.
La experiencia vial indica que en las vías del ferrocarril no hay ni que distraerse menos intentar una maniobra riesgosa, como intentarle ganarle el paso a un tren, porque la historia está plagada de accidentes y tragedias. El tren es un vehículo imposible de manejar en un breve tiempo, y menos permite cambiar su marcha o detenerla. Es fuerza bruta en su mayor exposición.
Tren urbano y el cruce imprudente de un colectivo- fotos  Sergio Raúl Flores (2)
El tren del valle, detenido en calle Ibazeta después del choque. (Foto: profesor Sergio Raúl Flores)
En un sitio de potencial deslizamiento, el peso del vehículo lo vuelve indetenible. Por lo que intentar ganarle el paso con otro vehículo de menor porte pero también pesado es no tener conocimiento de la materia vial. Esto ocurrió al medio día de hoy en el paso a nivel de calle Ibazeta, el colectivero cruzó ese paso sin mirar para los costados, obligación irrenunciable en un paso a nivel, o vio al tren pero como se trasladaba de forma lenta intentó ganarle el paso y le fue mal. El chofer dijo que el tren no tocó el silbato y que no había barreras, pero por la cercanía del convoy lo tendría que haber visto, sino su conducción ha sido de todas formas imprudente.
Tren urbano y el cruce imprudente de un colectivo- fotos  Sergio Raúl Flores (6)
Minutos después personal de emergencia en el lugar del accidente. (Foto: Profesor Sergio Raúl Flores)
Pudo ser peor, los daños materiales se reparan. Sirva este hecho, entonces, para que todos los choferes de Saeta, repasen la materia seguridad vial, que quizás por su juventud no conozcan los pormenores de un tren urbano, o tampoco se los solicitaron en los exámenes de admisión. Los trenes son como las armas, con ellos no  se juegan. 
 

Te puede interesar