Los imprevistos cortes de calles en la ciudad, afectan a más de 200 mil pasajeros de colectivos

LOCALES 28 de abril de 2021
Como resultado de los distintos cortes establecidos sorpresivamente por la Municipalidad de Salta, en los últimos días, la ciudad se vio caracterizada por el descalabro del sistema de transporte urbano de pasajeros y vehicular. La falta de planificación en los cortes de calles mostró, una vez más el impacto que tuvo en los salteños el corte de las calles más transitadas de la ciudad.
5766-presta-atencion-a-los-cortes-de-calles-que-habra-esta-tarde
En la actualidad, dos de las calles que concentran el mayor caudal vehicular de norte a sur, como lo son, sin lugar a dudas, la avenida Sarmiento y su continuación en Avda Jujuy, y también calle Ituzaingó, dos arterias paralelas y contiguas, con idéntico sentido, de fundamental importancia para el desarrollo del transporte salteño. La primera tiene hoy el tránsito completamente interrumpido y la segunda, reducido a media calzada pero con serias limitaciones para los colectivos.
Solo para darnos una idea del impacto que tienen estos cortes, se debe destacar que fueron afectados unos 200.000 usuarios de colectivos, que acceden a 25 líneas que circulan por estas calles y que ascienden o descienden en 62 paradas.
La falta de previsibilidad respecto de los tiempos necesarios para informar a los usuarios y a la comunidad en general y mucho menos para que se ponga en marcha un sistema alternativo que dé respuestas concretas a la gente fue más que evidente. Aquí los usuarios de colectivos dejaron de encontrar las paradas en el nuevo recorrido obligatorio, sino que todo el sistema recibió los ecos de estos cambios en cuanto a regularidad de frecuencias, tiempos de esperas y de viaje, etc.
No se contempló tampoco que al cortar y/o disminuir el paso por estas calles centrales,  las vías cercanas alternativas como calle Alvear o Deán Funes tampoco podían ser utilizadas. Alvear, porque es un canal y como tal no pueden circular en ella vehículos de las dimensiones de un colectivo y Deán Funes, porque está parcialmente peatonalizada. 
Un dato que tampoco es menor y que fue queja constante de la mayoría de los usuarios de colectivos fue que con estos cortes y el nuevo recorrido las paradas quedaron mucho más alejadas, con su efecto negativo especialmente para los que tiene dificultades en su movilidad.
La planificación, el estudio y la valoración del movimiento de la ciudad deben ser tenidos en cuenta a la hora de diagramar estas obras que sin lugar a dudas son necesarias, pero que desarrolladas de un modo gradual y paulatino pueden resultar beneficiosas para todos y contribuir al ordenamiento de la Capital.

Te puede interesar