“El Fondo Compensador siempre fue un verso”

POLITICA 22 de diciembre de 2017
La quita de fondos a los municipios empuja a los intendentes a alinearse silenciosamente con Gustavo Sáenz. Cuenca no lo dice, pero también está molesto con la decisión del Grand Bourg.
Sáenz con Yolanda Vega - Jarsún y Cuenca

Poco duró el idilio entre el Ejecutivo Provincial y el titular del Foro de Intendentes, Mario Cuenca, quien puso el grito en el cielo cuando se enteró que en el presupuesto 2018, en su artículo 28º, se establece la quita de un 1,5% del índice de coparticipación que venían recibiendo los municipios.

Embroncado, el martes fue a pedir explicaciones a la Cámara de Diputados, y a tratar de convencer a los legisladores de que no voten ese artículo, cosa que no consiguió a pesar de que lo acompañaron a meter presión sus pares Gustavo Sáenz, Ignacio Jarsún (Rosario de Lerma) y Gustavo Dantur (Río Piedras), entre otros.

Lo que más indignó a Cuenca fue que ninguno de los funcionarios provinciales que los visitaron en el Foro hizo alusión a este recorte con el cual se pretende crear un Fondo Compensador, según él, “para compensar seguramente los desequilibrios financieros que podrían tener los municipios, pero la verdad que el Fondo Compensador siempre fue un verso porque los intendentes nunca supimos adónde iban todos esos fondos”.

Con más vehemencia que un dirigente de la oposición, siguió con sus cuestionamientos al Ejecutivo Provincial: “¡si en la Legislatura recién han rendido la Cuenta General del Ejercicio 2012 y 2013, menos vamos a saber nosotros adónde han ido a parar todos esos fondos!”.

“¡Nosotros queremos que se nos distribuya como se venía haciendo con el 15%, y que cada intendente disponga de sus fondos y que sea responsabilidad de cada uno de ellos su administración, y no que el Gobierno nos maneje ese 1,5% de manera discrecional porque eso significa que nos tocan los recursos, o sea que estamos como los jubilados!”, exclamó.

Para acentuar su opinión y descreimiento respecto al famoso Fondo Compensador, puso de ejemplo la situación con la que se encontró Rita Carreras en el municipio de Coronel Moldes, donde la deuda en adelantos de coparticipación oscila los 16 millones de pesos: “¿cómo no compensaron los 13 millones de adelanto que tenía Moldes para evitar la intervención? Es raro que en el gabinete nos hayan informado de este artículo”.

“¡Si hablan de austeridad, que sean austeros con los fondos de ellos y no con los nuestros que son coparticipables por ley, por eso creemos que nos metieron la mano en el bolsillo porque ese 1,5% significan alrededor de 440 millones de pesos, y qué garantías tengo yo de que los van a manejar bien y que me van a asistir cuando tenga un problema!”, bramó.

Abiertamente enfrentado nuevamente al Gobierno Provincial, Mario Cuenca deberá transitar estos dos años que le quedan, tanto a él como al Gobernador Urtubey, haciendo equilibrio casi como un trapecista, ya que también en los últimos días volvió a mostrar sus buenas migas con el Intendente capitalino, Gustavo Sáenz, a quien él mismo ya consideró como uno de los principales candidatos a gobernador en 2019.

No fortuitamente se los vio a ambos la semana, y a otros Jefes Comunales que también ya habrían saltado el cerco, buscando fondos en la Casa Rosada donde fueron recibidos por uno de los secretario de Marcos Peña, quien se encontraba metido de lleno en el conflicto que se desató por el tratamiento de la reforma previsional.

¿Será que se viene una nueva liga de intendentes alineada bajo la figura de Gustavo Sáenz para depender lo menos posible de la billetera provincial? ¿Qué reacción tendrá Urtubey para que la bendita gobernabilidad, esa que justamente él tanto pregona en la Nación, no se le vaya de las manos?

Son preguntas, entre tantas otras, que encontrarán respuestas en el 2018, que a pesar de no ser un año político, seguramente tendrá más capítulos como éste.

Te puede interesar