Alberto Fernández suspende las clases presenciales por 20 días

POLITICA 15 de abril de 2021 Por Jésica Aparicio
Las medidas se aplicarán en el Área Metropolitana de Buenos Aires, aunque las provincias podrán adherir: se prohíbe la circulación de noche, se suspenden los eventos y reuniones sociales y se limita la actividad comercial y gastronómica. Vuelven las clases virtuales a todos los niveles educativos. 
OFEAHJJ3CZA35MTPNVPSZ6RXNA

Hace unas horas, el presidente Alberto Fernández anunció una serie de medidas en vistas a la llegada de la segunda ola del coronavirus en Argentina. Luego de confirmar que en el día de la fecha recibió el alta por haberse contagiado de COVID-19, sostuvo: “la pude llevar bien gracias a la vacuna”. Aunque insistió “pese a todos los cuidados, terminé contagiado y aislado durante dos semanas: evidentemente, el virus nos está atacando y lejos está de ceder”.

Sobre el monitoreo que realiza la Nación sobre el avance del virus, Fernández explicó “hace un mes atrás, acumulamos 45 mil 496 casos de contagios, la semana que acaba de terminar, acumulamos 122 mil 468 casos y la semana que va transcurriendo, en este momento, seguramente va a superar esa cifra”. Es decir, que la cantidad de contagios se ha multiplicado exponencialmente. El jefe de Estado contó que habló con Horacio Larreta, Axel Kicillof y los gobernadores del país; si bien se evidencian distintos escenarios en el avance de la pandemia en el país, el Área Metropolitana de Buenos Aires es el caso más alarmante.

El gobierno nacional decidió para el AMBA desde las 0 horas del día viernes 16 de abril, 1) restringir la circulación nocturna entre las 20 horas y las de la de la mañana, 2) suspender las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados, 3) cerrar las actividades comerciales a las 19 horas y 4) la continuidad de las actividades gastronómicas después de las 19 horas sólo a través de entregas a domicilio. Además, Fernández anunció que desde el lunes 19 hasta el viernes 30 de abril se retorna a la modalidad virtual en los tres niveles educativos. Las medidas contarán con el acompañamiento de las fuerzas federales (policías, gendarmería, prefectura y el ejército) en el control de las decisiones sanitarias y en la atención sanitaria.

“Necesitamos inexorablemente restringir los encuentros sociales, el problema central está en las reuniones sociales, donde la gente se distiende y en ese momento de distracción, de esparcimiento, es mucho más fácil contraer el virus” sostuvo el presidente. Al respecto, marcó los ejes del horizonte para los próximos meses en Argentina: no detener el proceso vacunatorio y que el sistema sanitario no se sature. Al respecto, advirtió que “el sistema sanitario también se ha relajado” y que con este paquete de medidas el gobierno busca “evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y, de ese modo, volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva que hoy están siendo utilizadas por otras patologías, vuelvan a reservarse para la atención del covid”.
 
Las medidas comenzarán a regir desde las 0 horas del día viernes 16 de abril, exclusivamente en el área metropolitana de Buenos Aires. Aunque invitó formalmente a las otras provincias y otros distritos a sumarse al paquete de medidas al afirmar: “el resto de las jurisdicciones puede adherirse a las decisiones que estoy tomando hoy; quiero recordarles a todos los argentinos que las provincias pueden tomar estas medidas que acabo de enunciar con prescindencia de la decisión presidencial. Espero que los gobernadores e intendentes entiendan que deben acompañarme en este momento difícil”.

Vacunas

Uno de los ejes que el presidente remarcó durante su discurso fue el plan de vacunación, sobre el que informó que el fin de semana llegarán más dosis al país. “Estamos haciendo un proceso enorme para que el proceso de vacunación no se interrumpa, en un mundo que definitivamente no ofrece las vacunas necesarias, aún seguimos negociando con todos consultando a todo el que pueda ser proveedor de vacunas para que lleguen a los argentinos”, expresó.

Sobre la compra de vacunas, aclaró: “la misma ley que nos facultó a nosotros como Estado nacional a comprar vacunas, facultó a todas las provincias a hacerlo” y añadió “yo sé lo que cuesta conseguir las vacunas y estoy seguro que más de un gobernador debe haber intentado comprar para su pueblo y le ha sido difícil, porque los que producen vacunas prefieren negociar con los Estados nacionales”.

En este sentido detalló: “las vacunas están siendo acaparadas por un número muy reducido de países y nosotros estamos entre esos países que tienen cierto privilegio de poder seguir accediendo a vacunas y vacunando a su pueblo”

Te puede interesar