Comenzó el juicio por el homicidio de “Víctor” Pereyra

JUDICIALES 10 de marzo de 2021
En la Sala IV del tribunal de Juicio comenzó la audiencia de debate en la causa seguida contra Facundo Maximiliano López, por homicidio agravado por la relación de pareja preexistente en perjuicio de Arnaldo Silvestre Pereyra, alias “Víctor”.
Homicidio

El imputado solicitó declarar durante el primer día de la audiencia. También declaró la dueña de la casa donde residía la víctima, en barrio Intersindical. Allí ocurrió el hecho por el cual es juzgado López, el 6 de marzo de 2020.

La testigo refirió que conoció a “Víctor” en la iglesia adonde ella solía concurrir y que le tomó afecto porque era un buen chico. Dijo que, como no tenía hijos y él era una persona humilde, lo llevó a vivir a su casa. Allí residió el damnificado durante trece años. No pagaba alquiler pero colaboraba con los gastos. Dijo que “Víctor” era como su hijo, que era muy noble, trabajador y que siempre la cuidaba.

Sobre el imputado, la mujer manifestó que lo conoció cuando “Víctor” lo llevó a su casa y le solicitó que le diera trabajo. En ese momento, el damnificado lo presentó como su amigo. Le dijo que lo había conocido en una fiesta, que era albañil y que tenía problemas con su padre.

Ella accedió al pedido de “Víctor” y le encargó a López que le arreglara el techo. La testigo sostuvo que el muchacho fue un par de veces a hacer el trabajo y que nunca más volvió, a pesar de que ella ya le había pagado.

Contó que el día del hecho, López llamó a la puerta y, cuando ella lo atendió, le dijo que iba a terminar el trabajo y le preguntó por “Víctor”. Antes de que ella lo dejara pasar él la empujó y entró derecho a la habitación de la víctima, que se encontraba durmiendo. El imputado entró al cuarto y, al parecer, cerró la puerta con pasador. “Y ahí lo agarró a Víctor”, contó la testigo. “Yo estaba tomando mates. Sentí gritos. Era Víctor que me pedía que llame al 911”, agregó. La testigo recordó que, de repente, el acusado salió de la habitación y cuando ella le preguntó “qué le has hecho a mi hijito”, él le respondió “que se cague” y salió corriendo.

Consultada por la jueza, la mujer afirmó que ella desconocía que el imputado tuviera una relación sentimental con “Víctor”. También dijo que nunca le conoció ninguna pareja a la víctima.

Sostuvo que, al menos en su casa, “Víctor” y López no se veían, pero sí recordó haber atendido llamadas telefónicas del imputado preguntando por el damnificado. Dijo que la víctima sí le mencionó una vez que el acusado estaba enamorado de él, que por eso lo perseguía, pero que ese sentimiento no era correspondido.

La testigo aseguró además haber recibido una llamada del imputado, desde la cárcel, amenazándola. Dijo que sintió mucho miedo.
El hecho por el cual es juzgado López ocurrió el 6 de marzo del año pasado, alrededor de las 8.30, en un inmueble de barrio Intersindical.

Según consta en la causa, cuando López entró a la habitación de Pereyra lo atacó violentamente. La autopsia determinó que el damnificado falleció por taponamiento cardíaco debido a heridas de arma blanca en el tórax.

Te puede interesar