El uso de sal yodada no cambiará la calidad del pan ni impactará en los precios

LOCALES 04 de marzo de 2021
La Cámara de Panaderos de Salta aseguró que la elaboración de pan con sal yodada, que beneficiará en salud a los consumidores, no significará un incremento en los precios. El uso de este saludable insumo se impone en la provincia por la ley 9.103, cuya autoría corresponde a la diputada Isabel De Vita.
Isabel Devita en la Cámara de Panaderos 002
La utilización de sal yodada en la elaboración del pan es obligatoria a raíz de la entrada en vigencia de la ley 8.103. Para explicar los argumentos de la nueva norma y sus posibles consecuencia, en la mañana de ayer jueves, se realizó una conferencia de prensa, con la participación del presidente de la mencionada entidad, Daniel Romano, y de la autora del proyecto, diputada Isabel De Vita.
Isabel Devita - diputada
“El uso de sal yodada en la elaboración de pan, tiene mucho valor”, comenzó diciendo De Vita y especificó que este insumo ayudará a prevenir “problemas de salud, porque cubrirá los desórdenes por el déficit de yodo” en la alimentación de los salteño. Esta falta, “produce hipertiroidismos, también autismo, estrabismo; la pérdida del embarazo”, y genera también “algo muy serio como es el retraso intelectual, mental. Si esto se puede solucionar, en loable que hayamos adoptado este camino a través de la Legislatura”, argumentó la legisladora, y resaltó que se trata de una ley que viene a subsanar un “atraso de 50 años” en la provincia.
El presidente de la Cámara de Panaderos, Daniel Romano, agregó que con esta nueva disposición “toda la gente que tenga un kilo de pan en su mesa, tendrá más yodo, lo cual no incidirá ni en costo ni en sabor, sino en mejorar la salud.” 
De la charla con los periodistas también participaron la licenciada en Nutrición Sonia De Vita y la jefa del Programa de Bromatología del Ministerio de Salud de la Provincia, licenciada Liliana Estrada.
“Es la primera ley en Sudamérica y nosotros nos hemos sumado porque a partir de ahora todo lo que es la elaboración del pan, de cualquier tipo, va a tener sal yodada. Los beneficios son muchos y es a lo que apuntamos: a cuidar la salud de las personas”, agregó Romano.
La diputada De Vita se mostró agradecida por la colaboración de los panaderos y señaló que así se convierten en “artífices de la salud”.
Hasta el momento, 19 panaderías de la capital están usando sal yodada. 
Daniel Viveros, de la empresa salinera Crystal, de Cerrillos, y distribuidor de este insumo a las panaderías del Valle de Lerma, dijo que con esta ley “el pan va a tener un valor agregado, el aporte del yodo que necesita la población”.
Sonia Devita - licenciada
En tanto la Lic. en Nutrición Sonia De Vita detalló que la vigencia de la ley 8.103 “establece la obligatoriedad de elaborar el pan y productos de panificación con sal yodada, y convierte al pan en un alimento funcional que aportará una cuota importante del nutriente. La aplicación de esta ley mejorará la salud de la población en general”.
Liliana Estradaa - licenciada
Finalmente, la Lic. Liliana Estrada resaltó a la ley como “muy importante y novedosa”, y se comprometió a realizar desde el Programa de Bromatología, “las fiscalizaciones para que esta ley, que ya tiene un año, se pueda cumplir. La idea del control es acompañar tanto a los salineros como a las panaderías”, finalizó.

Te puede interesar