Sicariato en Salvador Mazza: Imputaron a los homicidas y a un amigo que entregó al "remisero" Vedia

JUDICIALES 26 de enero de 2021
El fiscal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Pablo Cabot, imputó a Guillermo Hugo Díaz y a un menor de edad, por el homicidio de Rubén Vedia, de 42 años; y por la tentativa de homicidio en perjuicio de su hijo. El tercer imputado será el femicida de la menor María Liz Flores, Víctor Hugo Serrano, alias “Brasil”, quien también participó en este crimen.
3449929w740

Díaz y el menor fueron detenidos el fin de semana e imputados este lunes y se abstuvieron de declarar. Según consta en las actuaciones, al menor se le atribuye ser uno de los autores materiales, mientras que Guillermo Hugo Díaz, quien era amigo de la víctima, tuvo a su cargo llamarlo para asegurarse de que estuviera en su domicilio al momento del hecho.

El tercer imputado por ser autor material del homicidio, será Víctor Hugo Serrano, alias “Brasil” (quien se encuentra imputado por el femicidio de la menor de Salvador Mazza, María Liz Flores). Sobre él, el fiscal Cabot pidió al Juzgado de Garantías interviniente que se ordene su detención también en esta causa. Serrano será imputado durante el transcurso de la mañana.

Los hechos se registraron la noche del 17 de octubre último, en Salvador Mazza, sobre las vías del Ferrocarril y al lado del asentamiento “Evita”, cuando Rubén Vedia y su hijo, menor de edad, se encontraban dentro del vehículo Fiat Siena y detrás de su vivienda, listos para salir.

Entonces, fueron interceptados por Víctor Hugo Serrano y el menor imputado. Ambos se trasladaban en moto y dispararon con un arma de fuego calibre 40. Mataron a Rubén Vedia e hirieron en el tórax y el brazo derecho al hijo menor de la víctima fatal. El hecho se perpetró de manera previamente concertada y coordinada entre los dos autores materiales y Guillermo Hugo Díaz, quien aprovechó su amistad con la víctima y lo llamó, para asegurarse de que se encontrara en su casa a las 21:30, horario en el que se consumó el crimen.

3449905w380

Se supo que Rubén Vedia, había estado preso por robo a mano armada y ante los ojos de la ciudadanía, ahora era un simple bagayero que trasladaba contrabando en el límite internacional. Sin embargo, la investigación da a entender que se le encargó pasar una importante carga de drogas desde Bolivia hacia la Argentina y pudo ejecutar el pedido con eficacia. Sin embargo, cuando regresó a su casa -ubicada en el asentamiento Eva Perón de Salvador Mazza- tomó una decisión equivocada. Pensó que robaría esa carga y con eso podría esquivar las dificultades económicas pero el dueño de la mercadería se dio cuenta del engaño y lo habría mandado a ultima con dos sicarios.

Te puede interesar