Cargnello, terrible: "¡Pídanle a sus hijitos que recen por los que están en la panza!"

SOCIEDAD 24 de diciembre de 2020 Por Daniel Torres
Como de costumbre, el Arzobispo de Salta bajó línea a la grey católica para seguir con la marcada campaña en contra del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Siguendo con el discurso de efectos, Carnello vincula con la muerte -equivocadamente- a las mujeres que defienden sus derechos y piden atención de salud pública para casos de aborto. Lamentable descenso de un autoridad eclesíástica,
En la última misa previa a la Nochebuena, en su homilía, Monseñor Cargnello comenzó diciendo que “el signo de ese triunfo es el signo de la vida, del triunfo de la vida sobre la muerte, y es el hermoso regalo de que Dios se hizo hombre, y hoy Jesús se muestra niño y nos desafía a construir tiempos nuevos, confiando en el proyecto de Dios en  nuestra vida, porque el proyecto de Dios se hace definitivo en un niño, porque ahí está su rostro”.
Trayendo sus palabras al año que se cierra, agregó que “vivimos momentos difíciles, con la experiencia del coronavirus que nos ha golpeado con tantas familias que sufren las pérdidas de familiares sin poder haber sido despedidos”, al tiempo que reflexionó que “cuántos fallecidos en lo económico en esta situación, sobre todo en las familias más pobres, y todavía no terminamos de ver la salida”.
“Cuántas pestes y dolores pasamos, y el Señor ha estado al lado como un amigo que está al lado nuestro para acompañarnos, por eso la humanidad ha salido muchas veces y saldrá en esta oportunidad también”, aseguró.
Luego, Cargnello se refirió al contexto en el que llega la Navidad este año de pandemia:  “la Navidad es una llamada a vivir en familia y dejar de lado la fiesta dicharachera para estar al lado de los nuestros, para agradecer el don de la vida y del oxígeno espiritual para poder seguir viviendo”.
“Es bueno escuchar los testimonios de gente que se ha re-descubierto en este tiempo fundamentalmente acompañando a los hijos, esa es la cara buena que generó la pandemia, por eso es hora de recuperar vínculos familiares y nuestro vínculo con Dios”, añadió. 
Para finalizar, como sucedió desde que se instaló en el debate parlamentario de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, el Arzobispo de Salta afirmó que “no estamos en un momento para poder debatir el hecho de que queremos terminar con la vida del más frágil que no tiene como defenderse, por eso pídanle a sus hijos que recen por los más chiquitos que están en la panza de la mamá porque no nos hubiera gustado que corten con nuestra vida”.
 “¿Por qué el chiquito de la panza no puede tener ese derecho de pedir por su vida?, sería una ley injusta”, sentenció el Arzobispo en un mensaje pirotécnico y nada pacífico para esta Navidad. 

Te puede interesar