Emprendedor: Enfrentar la crisis vendiendo exquisitos jugos naturales

LOCALES 12 de noviembre de 2020 Por Flavia Pacheco Jorge
El caso de Julián es uno de los tantos de reconversión y nueva oportunidad, generado no sólo por la falta de trabajo sino también por la crisis de la pandemia por el coronavirus. Cuando muchos piensan que no hay nada para hacer, él se ha decidido por ofrecer jugos naturales en la vía pública de Salta, con expectativas de seguir creciendo hasta convertirse en una oportunidad para otros jóvenes.
qUEICOS
Julián muestra una botella de jugo de frutillas.
“Cuando uno tiene una idea que puede funcionar, le tiene que meter para adelante”, resume  Julián Ibarra a El Expreso de Salta, al contar su experiencia con su nuevo emprendimiento que renació con la ayuda del IFE en medio de la crisis actual.
Vivió nueve años en la provincia de Córdoba y decidió volver a su ciudad natal por una cuestión de amor, y ante la falta de trabajo, decidió llevar adelante su propio emprendimiento vendiendo merienda en la vía pública, pero pronto se dio cuenta que la gente manifestaba preferencia por los jugos naturales que formaban parte de su oferta. Así, con la ayuda de su familia y pudo concretarlo hace algunos meses.  “Cuando comencé a armar mi negocio, pensé que con los jugos naturales me iba a ir muy bien, porque ya íbamos a entrar en temporada, y Salta tiene un clima muy particular, que por suerte ayuda a este tipo de iniciativa porque los jugos son refrescantes, y porque la fruta acá es variada”, dice al explicar cómo nació la idea de su emprendimiento.
Claro que no todo ha sido color rosa. Julián tuvo que pasar por algunas adversidades como cuando perdió todo, lo que interrumpió el emprendimiento por un tiempo. Sin embargo, las cosas para él y su familia se fueron acomodando de a poco hasta que el Gobierno Nacional lanzó una ayuda para los trabajadores, y es lo que le permitió reinvertarse y volver a comenzar.
“Se dio la oportunidad del IFE, compramos todo de vuelta y salimos al ruedo, y bueno, de ese momento estamos trabajando por suerte, muy bien, y la gente nos acompaña mucho.”
Pero la nueva normalidad por la pandemia imponía algunas restricciones en el servicio. Ante esto, Julián opto por embotellar los jugos y distribuirlos a domicilio, lo que significó un nuevo impulso. Así lo contó él a El Expreso de Salta:  “Con el tema de la pandemia, no teníamos plan b, y cuando llegó lo de las restricciones lo que hicimos fue embotellar y a hacer distribución, porque es lo que nos estaban pidiendo. Pero, ahora, estamos volviendo al ruedo, después de la flexibilizaciones volvimos a las calles y estamos pensado retomar ese esquema de trabajo, que la verdad nos venía muy bien.”
Como todo emprendedor, la motivación de Julián es poder concretar otros proyectos y ampliar el negocio y poder generar trabajo para otros jóvenes. “Por ahí soy muy reiterativo con eso, pero nos interesa poder armar un equipo grande que nos permita crecer, que nos permita ofrecer nuestro producto a mucha más gente y en eso también generar un poco de conciencia, con respecto a la naturaleza, sobre la importancia de consumir productos naturales. Nosotros ahora estamos trabajando la frutilla con un productor, la idea es también ir mirando a ese lugar.  Tenemos la ilusión de hacer las cosas bien, pensando, planificando, poniéndonos metas se puede ir creciendo, paso a paso. Sabemos que lo que ofrecemos es un buen producto, y eso la gente lo siente.”
La meta es clara y al igual que muchos negocios que han comenzado en esta época. “Creemos que podemos generar en Salta un mercado diferente, nuevo, creemos que podemos aportar al desarrollo de esa idea de negocio, que es sustentable, que es mucho más barata que otro tipo de emprendimiento, tenemos la noción de que se puede vender en muchos lugares. Creemos que el mercado está y nosotros estamos para trabajarlo”, dice entusiasta Julián y remarca la importancia de la “buena onda” que debe imperar en el equipo todos los días:
“Salir contentos, no pensando tanto en la venta sino en estar bien, ofrecer algo bueno, que la gente se vaya con una sonrisa del puesto, esas cosas son fundamentales para nosotros y el espíritu de Queicos.”
-Emprender un negocio no es fácil, ¿qué podrías decirles a aquellas personas que quieren emprender y no se animan?
-“Me pasó, he tenido inseguridades, y buscaba ultimar detalles y encontrar algo más, y así la pateaba para adelante. Si bien la pasé muy mal el primer día porque se rompió todo, haber dado ese paso inicial fue muy importante. Cuando uno tiene una idea que puede funcionar, le tiene que meter para adelante. Yo siempre digo que para los emprendedores, el ánimo es fundamental y tener buenos objetivos, metas, eso es fundamental. Siempre estar alentado, tener a alguien, una compañía, un cable a tierra, que en esos momentos de inseguridad te devuelvan algo positivo. La idea es contagiar a otras personas porque las cosas son colectivas son mucho más grandes y tienen mucho más potencial.”
Podemos encontrar los jugos naturales Queicos en la Peatonal Florida y Caseros y a un precio popular y accesible: 50 pesos. También se pueden hacer pedidos al 3584 81-5575.

Te puede interesar