“En Orán faltan enfermeros, médicos y terapistas”

DE BUENA FUENTE 17 de septiembre de 2020 Por Daniel Torres
El médico residente del hospital San Vicente de Paul de la Ciudad de Orán, Dr. Daniel Gática, contó los motivos por el que decidió renunciar a la guardia y el panorama que se vive por estos días por eso zona del norte provincial.
bf334d13-f98b-47c7-86f4-6ca48affe761

En diálogo telefónico con De Buena Fuente (TV2 Salta, Norte Visión Satelital, FM Atlántida 93.5, Salta Cable Color), el profesional médico, que hace 3 años está en la residencia del hospital, recordó que “el sábado pasado, alrededor de las 6 de la tarde, me encontraba en el hall de acceso a la guardia dando partes médicos a las personas que se encontraban allí, cuando en ese momento una persona recibió un llamado donde le dijeron que había fallecido un familiar suyo y decidieron descargar toda su bronca e impotencia en contra mío”.

“Se trataba de dos inadaptados que no pudieron identificar todavía, que me arrojaron piedras, donde una de ellas estalló muy cerca de mi cabeza y otra pegó en una de mis piernas”, lamentó.

Allí, añadió que “en ese momento fui porque así no se podía seguir, pero por respeto a las 25 personas que me esperaban allí, salí a darles el parte médico de sus familiares también, pero después de eso, a las 20, decidí renunciar a la guardia”. 

“Lamentablemente esto no da para más, y es hora que se pueda reivindicar a nuestra profesión, porque ayer fue una piedra, hoy puede ser una puñalada y mañana puede ser una bala, pero esto viene hace rato, y en los últimos meses de tantos casos se ha intensificado más allá de que fue la primera vez que me pasó a mí”, aseguró.

En igual sentido, Daniel Gatica reconoció que “ese día me sentí desamparado porque nadie me atendió el teléfono, ni de la gerencia anterior ni de la nueva, y solamente el 9-1-1 me atendió el teléfono y mandaron a despejar la zona, pero siento desamparo y bronca”.

“A Orán los recursos llegan a cuentagotas, por eso el nuevo ministro y mis compañeros me invitaron a seguir, pero sin estar en la parte de emergencias, sino aportar desde otro lugar, porque tenemos una de las tasas de mortalidad más altas del país y todos los planes de contingencia colapsaron”, contó.

Con tono preocupado. admitió que “el hospital ya es prácticamente de covid en todas sus áreas, por eso las necesidades son múltiples y la falta de recursos y materiales se sienten, además del espacio físico porque pueden mandar 50 respiradores y 800 camas, pero no hay quién las pueda manejar porque el personal es muy reducido y no hay enfermeros ni médicos terapistas". 

 

Te puede interesar