Llevan a juicio a un docente de educación especial por abusar de una menor

JUDICIALES 11 de septiembre de 2020
La denuncia fue radicada por la madre de víctima, de 11 años en el momento de los hechos, en contra del profesor de tapicería de una escuela de educación especial ubicada en calle San Juan, del centro de la Ciudad de Salta, a la que asistía la niña.
Abuso-S-696x418

En su denuncia, la madre relató que el lunes 7 de noviembre de 2016, cerca de las 7.30, intentó llevar a la menor, quien padece epilepsia refractaria y retraso madurativo al colegio, cuando la niña se resistió y entre llantos le contó que el viernes anterior, fue abusada por su profesor de tapicería, cuando asistió al taller ubicado en calle Ituzaingó, junto a otras dos compañeras.

La menor contó a su madre que cuando se dirigieron al baño, apareció el acusado por detrás y la sometió a tocamientos.

Cuando la víctima se resistió, fue agredida por el acusado con un golpe a mano abierta en la nariz, lo que le provocó sangrado nasal. Sus compañeras, al intentar defenderla, también fueron agredidas.

En su denuncia, la mujer aclaró que su hija le expresó que no era la primera vez que el acusado realizaba este tipo de actos con las menores, a quienes además, amenazaba de muerte si contaban lo sucedido.

La denunciante también recordó que ese viernes, cuando retiró a la menor del lugar, observó sangre en sus fosas nasales. Al preguntarle qué le había sucedido, la niña adujo que solo estaba cansada, con dolor de cabeza y que quería llegar a su casa a dormir. También dijo que notó a la menor extraña, triste y decaída, desde hacía tiempo.

Por último, indicó que en agosto de ese año, junto a su marido, labraron un acta en contra del imputado, por haber zamarreado a la niña.

En sus fundamentos, el fiscal penal Federico Obeid, sostuvo que fue acreditada la participación punible del imputado en los hechos, tras los datos recolectados durante la investigación.

Destacó el relato verosímil de la víctima, quien narró que en reiteradas oportunidades, al asistir al curso de tapicería, el acusado la manoseaba.

Tales manoseos inverecundos, ocurrieron desde que la niña tenía 10 años hasta que alcanzó los 11, tanto en el taller, como en las oportunidades en las que la menor se dirigía al baño.

Te puede interesar