Insólito: El juez Pipino ordenó desalojar a una docente que enseña inglés x mercadería

LOCALES 31 de julio de 2020 Por Redacción El Expreso de Salta
La joven educadora es madre soltera, flamante profesora de inglés y su sueldo es muy bajo por tener muy pocas horas cátedras. Ella usurpó un terreno entregado por Tierra y Hábitat donde el propietario es un joven que siempre tuvo domicilio y trabajo en la localidad de Iruya. ¿Cómo es que consiguió un terreno en Salta?
ec809c54-de52-408b-a6a9-3a3a819d5f07
“Soy docente y doy clases de inglés por mercadería porque no me alcanza para alimentar a mi hijo", cuenta angustiada Nancy, una mamá soltera y profesora de inglés. "Necesito se haga justicia, no pido más que eso. Hace años vengo golpeando puertas por ayuda y en lugar de recibir ayuda recibo una orden de desalojo. Estoy aterrada porque no quiero morir con mi hijo en la calle a causa del coronavirus”.
 
Nancy Liendro le Contó a El Expreso de Salta que hace muy poco tiempo se recibió de profesora de inglés, que por tener solo 8 horas cátedras su sueldo no supera los  15 mil pesos por mes. Quiso acceder al IFE y no pudo por estar en el sistema educativo.
“Me desalojan de mi propio terreno y en plena cuarentena”, dice la profe Liendro porque el que dice ser propietario desde hace 6 años no aparecía por el terreno, "Mientras por un lado, el gobierno provincial pide solidaridad a los ciudadanos de Salta, por el otro, un sistema vulnera nuestro derechos. La justicia injusta no permite el ejercicio de los derechos a una clase olvidada y eternamente postergada, dónde solo somos marketing en los discursos vacíos de las campañas de políticas baratas”.
 
La profe pregunta una y otra vez al juez que ordenó su desalojo: “¿usurpe mi terreno señor Juez?”
La pregunta está dirigida al juez Pipino que ordenó el desalojo de la docente y de su hijo favoreciendo a una persona que es oriunda de Iruya, pero además tiene todo allá: domicilio, familia y trabajo.
 
Se desconoce las razones por las que las autoridades actuales del IPV aún no tomaron cartas en el asunto, teniendo en cuenta que la mayoría de los terrenos que fueron otorgados en barrio Calixto Gauna se hizo de manera irregular por Diego Barreto, ex funcionario de Tierra y Hábitat.
Quién dice ser el propietario de del terreno es un ciudadano argentino, nacido y criado en la localidad de Iruya, tiene toda su familia en ese municipio y trabaja en la zona.
“Trabaja en un hotel ostentoso de esa localidad en donde lo político abarca gran parte de su funcionamiento y por lo tanto el único momento que vino a pisar el terreno fue para agredirme y presentar hechos que no sucedieron”, indicó Nancy Liendro.
Según el relato de la profesora de inglés, el juez Rodríguez Pipino avanzó con el desalojo ignorando y desconociendo los verdaderos hechos, “Esto ya lo viví en otro juzgado en donde juegan con la integridad y el derecho a defensa. El desalojo y allanamiento ordenado por el juez no debería llevarse a cabo teniendo en cuenta que el sujeto no vive en la ciudad de Salta por lo tanto no cumple con los requisitos que estipula el programa de Tierra y Habitad que es la inmediata ocupación del terreno, que son para personas que habiten en la zona y que se encuentren en criticas situación de vulnerabilidad”.
Liendro señala que solo le queda pedir la actuación del gobernador, Gustavo Sáenz, de quién sigue esperando una respuesta. "Tal vez una mujer, víctima de violencia de género,  no nos merecemos una vivienda digna. Solo se merecen aquellos amigos que apoyan sus candidaturas y hasta se dan el lujo de cobrar beneficios como el IFE el cual yo no accedí por contar 8 horas de clases en un colegio y el sueldo que percibo no le alcanza para lo mínimo".
Por último, Nancy Liendro, pidió le respondan todas las solicitudes y notas presentadas: “Les pido a los organismos responsables  y al gobernador que no me sigan ignorando. Lo único que solicito es que resuelvan ésta situación con la urgencia que amerita, que a pesar de que cumplí con los requisitos nunca me atendieron en ninguna oportunidad”, finalizó.

Te puede interesar