Estrictos controles municipales se hizo en bares, confiterías y restaurantes

LOCALES 02 de julio de 2020 Por Redacción El Expreso de Salta
Desde que se flexibilizó el rubro se visitan paseos culinarios, mercados, salones de comida en distintas áreas de la ciudad verificando que se aplique correctamente el protocolo preventivo por COVID-19.
73314-17-bares-fueron-multados-por-no-respetar-la-distancia-entre-clientes
Personal de Defensa del Consumidor y del Ente de Turismo municipal realizaron operativos de controles de protocolos de COVID-19 en diferentes puntos de la ciudad. Las fiscalizaciones estuvieron puesta a que se cumplan las medidas establecidas en todo el municipio.
En la jornada de este jueves, los equipos se distribuyeron en 6 zonas, alcanzando un total de 60 confiterías, bares y restaurantes. El objetivo es cotejar la implementación de los protocolos de bioseguridad en las actividades.
Se colocaron cartelerías y se observó la aplicación de medidas preventivas en locales gastronómicos en alrededores de plazas Gurruchaga y Alvarado, corredor Entre Ríos desde calle Luis Burela hasta Almirante Brown y calles paralelas.
Mismas acciones se efectuaron en bares de calle Siria a Luis Burela sobre avenida Belgrano, incluyendo La Casona del Molino, Paseo de La Familia y calles aledañas. Avenida Hipólito Irigoyen desde Terminal hasta Paseo Güemes.
Además se entregaron carteles de medidas de prevención y distanciamiento para demarcar circulación en el Mercado San Miguel.
“El cumplimiento de protocolos es fundamental para cuidar la salud de todos y mantener el equilibrio económico y de fuentes laborales que se han logrado aún con la restricciones teniendo en cuenta que no hay circulación comunitaria” indicó la subsecretaria de Defensa del Consumidor Emilia Calmejane.
Hasta el momento se controlaron en total cerca de 200 locales de comida en la ciudad, entre bares, restaurantes y confiterías.
Durante la tarde noche se proseguirá por otros sectores turísticos y gastronómicos para hacer cumplir las normas establecidas.
Se trata de un cronograma de acciones con el objetivo de verificar la implementación de los protocolos autorizados por el COE provincial, para las actividades gastronómicas.
Durante el recorrido, se solicita a encargados y clientes cumplir con el distanciamiento social y las medidas establecidas para tal fin como: utilización de barbijo, alcohol en gel y disposiciones de higiene.
En la mayoría de los casos se cumplen con las medidas establecidas debiendo ajustar ciertos detalles.
Las acciones se replicarán durante el fin de semana donde serán controlados en el turno noche para verificar que se cumplan las medidas de forma correcta.

Te puede interesar