Comienzan los alegatos en el juicio contra "los sicarios" de Orán

JUDICIALES 02 de julio de 2020
En la última audiencia de debate por el juicio contra los sicarios de Orán, se escucharon los dos últimos audios que contenían las intervenciones telefónicas a los acusados y José Martín Castillo, señalado como el autor material, declaró que solamente es un taxista tucumano que se encontró en el lugar y momento equivocado.
Screenshot_20200702-014218

Los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán María Laura Toledo Zamora, Héctor Fabián Fayos y Raúl Fernando López, llevan la etapa final contra Ricardo Raúl Rojas, José Martín Castillo, Alejandra Beatriz Núñez, Norberto Roque Mendoza, Matías Francisco Sarmiento, Enzo Javier Quiroga y Daniela Fernanda Liborio, por el homicidio de Raúl Fernando Martínez, hecho cometido el 6 de mayo de 2017 y la tentativa de homicidio en perjuicio de Ricardo Adrián Gerónimo ocurrido el 1 de mayo de ese año, en las calles de San Ramón de la Nueva Orán.

En la más reciente audiencia, se concedió a los acusados la posibilidad de declarar. José Martín Castillo fue el único que optó por hacerlo y dijo que era taxista, que había ido a Orán a cobrar una deuda, y que se hospedó en un hotel junto a su esposa. Ese día se encontró con la persona que le debía el dinero, que le pagó sólo una parte. Él le exigió que le pague todo y por eso se quedó en la ciudad hasta el domingo 7, cuando se van a Bolivia a hacer compras con su mujer. Dice que no conoce a ninguno de los detenidos y tampoco tuvo problemas con ellos. Agrega que por su condición de tucumano lo discriminan.

Finalizada la declaración, se cerró el período probatorio y se agregaron las pruebas documentales. Mañana será la audiencia de alegatos desde las 10.

Como se recordará, Rojas y Mendoza llegaron a juicio imputados por el delito de tentativa de homicidio doblemente calificado por promesa remuneratoria y por el número de partícipes y agravado por la utilización de arma de fuego en calidad de coautores en perjuicio de Gerónimo, mientras que Quiroga, Sarmiento y Liborio están imputados por tentativa de homicidio doblemente calificado por promesa remuneratoria y por el número de partícipes y agravado por la utilización de arma de fuego en calidad de partícipes necesarios en perjuicio de Gerónimo.

Rojas y Castillo a su vez están imputados por homicidio doblemente calificado por promesa remuneratoria y por el uso de arma de fuego en perjuicio de Martínez, mientras que Núñez llega a juicio imputada como partícipe necesaria del delito de homicidio doblemente calificado por promesa remuneratoria y por el uso de arma de fuego en perjuicio de Martínez.

Te puede interesar