El “Topo” Ramos durísimo contra Vicentin

POLITICA 26 de junio de 2020 Por Violeta Gil
El senador provincial apeló a los datos de archivo para polemizar con quienes dicen “ser Vicentin”. “Vicentin es un caso de sobre endeudamiento, fuga de divisas y cesación de pagos”, acusó Ramos.
Ramos
Sergio "Tomo" Ramos - Senador por Rosario de Lerma

El periodo de Homenajes en el Senado provincial se convirtió poco a poco, en un espacio de manifestaciones políticas de los senadores. Las tensiones crecientes en la situación nacional y provincial lo ameritan. En la sesión de este jueves, el senador por Rosario de Lerma, Sergio “Topo” Ramos, demostró sus habilidades en el arte de desempolvar archivos para polemizar con quienes cuestionaron al presidente Alberto Fernández en sus intenciones frustradas de “intervenir” Vicentin.

La operatorio del comercio de granos en Argentina, el rol del Banco de la Nación bajo la gestión del ex presidente Mauricio Macri y las actitudes de la patronal alimentaria, fueron los ejes de la crítica del “topo”.

“En el gobierno de Onganía les regalaron tierras y nunca pagaron nada. En Santa Fe los técnicos plantean que las consecuencias de los últimos 50 años de sequías están asociados, a que esas tierras fueron a la producción de ganado y algodón”. Ramos empezó a enumerar datos históricos, apuntados como un machete en su pupitre.

“En 1979 Martínez de Hoz les regaló el puerto de Aguas Profundas. Cuando Cavallo fue presidente del Banco de la Nación estatizó una deuda de $2mil millones. En 2001 fugaron US$135 millones. En 2003 el Banco Nación le prestó US$30 millones, y en 2015 US$120 millones. Si vamos al 2019 hay un promedio de crédito de US$30 millones por año desde 2015 al 2019. En noviembre de 2019 les dieron $86 millones de crédito”.

Vicentin acumula denuncias internacionales incluso de los acreedores de deuda.

Ramos denunció los mecanismos de especulación que se desarrollaron en la cadena de venta entre productores y acopiadores de soja y de este modo, como terminaron quebrando la capacidad de competencia de decenas de pequeños y medianos productores para copar el mercado.

Lo cierto es que, unos meses después la empresa Vicentín se declaró en “strees financiero” y clavó una deuda de US$135millones con los productores a los que nunca les pagó el grano que recibió.

“Cómo no va a participar el estado”, dijo Ramos. “Veo una situación cruzada por el progreso y la ambición política, y una deuda que jaquea al mercado de grano y a los trabajadores de la empresa y a los productores”. Silencio de ultra tumba en el recinto del senado. Unos pocos metros delante de Ramos, el senador Guillermo Duran Cornejo, defensor de la propiedad privada –solo cuando es suya y de sus amigos-, se contenía las ganas de responder.

Te puede interesar