Crecen los choques entre concejales y Bettina Romero

SALTA 21 de mayo de 2020 Por Violeta Gil
Una nueva sesión del Concejo Deliberante pone a relucir las confrontaciones entre los concejales que adhieren al poder ejecutivo provincial y la intendenta Bettina Romero que aparece cada vez más sola en la disputa.
49917360023_24270cabe0_c

En la tarde del miércoles, en el recinto de Av. del Líbano, la consigna era péguenle a Bettina. Desde el inicio, las manifestaciones fueron dirigidas a cuestionar el accionar y la actitud que el ejecutivo municipal está asumiendo con diversos conflictos. Las críticas vinieron de todos lados, incluso de los concejales del oficialismo.

Desde la “falta de diálogo” que manifestó el concejal Jorge Altamirano (Salta nos Une), en relación al conflicto en la Panadería Social, hasta las acusaciones del concejal Ángel Causaranos (Salta tiene Futuro) “por olvidar promesas de campaña”, respecto a la situación de precariedad en la que desempeñan su trabajo los empleados de tránsito, “el municipio está perdiendo autonomía. Nuestra señora intendenta tiene que llegar y tratar de solucionar la situación”, remarcó Causarano.

La concejal Romina Arroyo (Salta tiene Futuro) por su parte, que no pierde oportunidad para cuestionar la gestión municipal se apoyó en las manifestaciones de Causarano y Altamirano “cómo será la falta de diálogo que hasta los concejales oficialistas lo plantean”, dijo. Además, sumó al listado de conflictos municipales, el reclamo de trabajadores despedidos en Bienestar Animal.

La pulseada de Fueguina

Uno de los proyectos principales en la sesión fue el expediente presentado por la concejal Laura García (Frente Todos) en donde solicita al ejecutivo municipal informe el cronograma de trabajo en torno a la elaboración de los pliegos de licitación para el servicio de recolección y disposición final de los residuos urbanos en la ciudad. El contrato con Agrotécnica Fueguina vence en el mes de septiembre próximo, los concejales quieren acelerar el llamado a licitación. García además solicita que una comisión de concejales sea integrada a la mesa de trabajo “que supuestamente se estaría creando”.  

49918173857_7f9b6fc432_c
“Hace algunos días escuchamos a la intendenta en los medios decir que hay tiempo, parece que no entiende que estamos a cuatro meses”, explicó García con sarcasmo. “Es una improvisación a mi entender porque Agrotécnica Fueguina es un monstruo económico que se lleva 3 millones por día de la municipalidad”, sentenció.

A estas consideraciones se sumaron otros concejales como Candela Correa (Nueva Generación), que además se diferencio de sus compañeros de cuerpo: “Queda evidente que en este cuerpo deliberativo no hay la mínima intención de que el servicio de recolección de residuos sea garantizado por administración”, dijo la concejal en un discurso acalorado. “Seguiremos pagando cifras millonarias a esta empresa, en estos años se incrementó el 790% su presupuesto a pesar del incumplimiento de gran parte de su contrato”

WhatsApp Image 2020-05-21 at 01.45.49
Frida Fonseca (Salta tiene Futuro), con su larga experiencia legislativa optó por acompañar el proyecto y cuestionar a Fueguina y al municipio desde un ángulo legal, “hay una deuda de la justicia salteña”, dijo Fonseca y recordó que desde hace años pesa sobre Fueguina y el municipio un amparo de los vecinos de Solidaridad y Primera Junta por la contaminación ambiental que produce el basurero a cielo abierto en el Vertedero San Javier. “La justicia tiene que determinar si hay contaminación de las napas como denuncian los vecinos. Yo insto a las autoridades judiciales que le den prioridad a la causa. Este cuerpo debe contar con estos elementos y no me cabe duda que vamos a poder actuar en consecuencia”, manifestó Fonseca con la calma que la caracteriza.

José Gauffin (Juntos por el Cambio) trató de apaciguar los ánimos del debate, acompañó el proyecto que fue aprobado por unanimidad, pero advirtió que, “en cuatro meses no van a estar los pliegos”. “El municipio tiene que discutir un nuevo régimen de tratamiento y recolección de residuos, éste mecanismo tiene más de diez años”, manifestó el concejal.

Aunque todo indica que en el concejo deliberante las cosas se ponen feas para la intendenta, llamativamente, ningún concejal cuestionó en el recinto, el aumento de tasas municipales del ejecutivo durante la cuarentena. Cuando todo el mundo se rasga las vestiduras hablando del impacto de la crisis, cuando es notorio el empobrecimiento de las familias en la ciudad. Los concejales dejaron pasar ¿sin notarlo? Un nuevo impuestazo. Nobleza obliga, la concejal Paula Benavides (Ciudadanos) solicitó la semana pasada preferencia para que los concejales re discutan el aumento, pero en la comisión de hacienda, el lunes, lo retiró. ¿Al final? El saencismo no cuestiona el impuestazo de Bettina.

Se unificó el saencismo

En la sesión de este miércoles se conformó formalmente, un interbloque del saencismo en el concejo deliberante que logró juntar a 16 de los 21 concejales, pertenecientes a los bloques: Salta Tiene Futuro, Yo Participo, Propuesta Salteña, Juntos por el Cambio, Salta Independiente, Ahora Patria, Nueva Generación y Un Cambio para Salta.

Por fuera quedaron los concejales Jorge Altamirano (Salta nos Une), Susana Ponttusi (Ciudadano), Abel Moya (La fuerza del trabajo), Laura García y Fernando Ruarte (Frente Todos).

49917359998_54cf483c00_c
El dato novedoso en la sesión fue el, largamente anunciado, divorcio del concejal Ángel Causarano, con el bloque Salta nos Une, perteneciente a la intendenta Bettina Romero. Causarano formalizó la creación de un monobloque denominado Salta tiene futuro, que además, se integró de inmediato al interbloque saencista.

 Leña para los comedores

El proyecto del concejal Abel Moya (La fuerza del trabajo social), que solicitaba la modificación de la ordenanza de regulación de procedimientos de residuos urbanos, para seleccionar entre los residuos de podas que realiza el municipio, las ramas y maderas que sirvieran para alimentar el fuego a leña en los comedores a falta de gas natural. 
Sabido es que el gas está caro, y que la crisis económica agravada por la pandemia COVID-19 aumenta la necesidad de acudir a merenderos y comedores en la ciudad de Salta. Los concejales aprobaron que le municipio le entregue leña a los comedores, en vez de exigir la garantía del gas natural o garrafas para que la cocina no dependa de la madera. Desopilante, el proyecto no solo fue aprobado por los concejales, además fue aplaudido.

49917359948_6ae4b16975_c

Te puede interesar